El Port : Pinar Pla - Tossal Cervera - Negrell - Turmell - Font Ferrera

FICHA TÉCNICA DE LA RUTA
El Port : Tossal Cervera – Negrell – Turmell – Font Ferrera
Fecha 12 de Diciembre de 2009
Senderistas Angel, Jose
Valoración
Destacable Las estupendas vistas durante casi todo el trayecto. El siempre agradable caminar por el GR7
Recorrido Pinar Pla – Coll de Manado – Tossal d’En Cervera – Negrell – Punta Devesa – Punta Enderrocada – Cercanías de Turmell – Punta Enderrocada – Punta Devesa – GR7 – Fuente del Bassiol – Refugi Font Ferrera – Coll de Manado – Pinar Pla
Problemas A partir del Negrell la senda es muy perdedora, conviene llevar el track y estar atento a las fitas, no hay marcas.
Distancia 14,3km
Desniveles Alt.mínima: 1148m - máxima: 1344m - acumulada: 733m
Tiempo total 6h 40min, 5h 10min en movimiento, 2.75km/h en mov.
Dificultad Moderada
Track Descarga en Wikiloc


INTRODUCCION

En esta ocasión nos hemos desplazado a la población de Fredes para acercarnos al Pinar Pla, zona a la que se puede acceder por pista o bien a pie siguiendo el GR7 desde la misma población.

La pretensión de este recorrido ideado por Jose es realizar la integral de la sierra delimitada por el Tossal d’En Cervera Suroeste y el Turmell al NorEste.

Accederemos primero al Tossal d’En Cervera y recorreremos toda la sierra por las crestas en un continuo sube y baja que pondrá a prueba nuestras piernas. Hasta la cima del Negrell el recorrido es claro y fácil, a partir de aquí entramos en terreno más abrupto y las sendas no son tan evidentes, así como las marcas que son escasas e incluso inexistentes en algunas ocasiones.

Pero el esfuerzo realizado por estos bellos parajes siempre compensa. Las deliciosas vistas que obtendremos en ambas vertiente del cordal gratificarán con creces la incomodidad del camino.

El regreso por las bellas y cómoda sendas del GR7, relajará nuestro caminar y pondrá un broche de oro a esta bonita excursión.


PUNTO DE INICIO

Para llegar hasta el punto de inicio saldremos de Fredes por la pista en dirección al Caro (en la entrada del pueblo a la izquierda) y recorreremos 4,8km hasta llegar al cruce del refugio de la Font Ferrera.

Zona del parking


Ver mapa más grande


DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO   

Habiendo aparcado en la zona del Pinar Pla, enseguida veremos un poste indicador del GR7 que nos encamina hacia el refugio de la Font Ferrera. Lo seguiremos primero por pista que pronto se convierte en senda. El camino está muy bien señalizado con las marcas del GR.

En poco más de 900 metros llegaremos al Coll de Manadó. En este punto coincidente del recorrido de vuelta, observaremos a nuestra derecha (sureste) un cortafuegos donde pusimos una buena fita de piedras.

Dejamos el GR y nos encaminamos por el cortafuegos en fuerte subida. El camino no es claro y no hay marcas, basta con seguir dirección sur-sureste en continuo ascenso.

Subiendo al Cervera, aún de noche

Pronto llegaremos a un collado donde divisaremos una fita, y algunas más adelante. Desde aquí hasta el Tossal sólo queda un corto trecho que realizaremos sin demasiada dificultad siguiendo las fitas que nos llevan hasta la cima.

Merece la pena madrugar

El Tossal d’En Cervera (1347m)

Para continuar el camino, desde la cima del Tossal veremos una senda que se dirige al Este, en dirección al Negrell y que debemos tomar. En un corto tramo de fuerte pendiente descendente llegaremos a una senda más evidente que seguiremos sin desvío alguno, excepto para superar un resalte rocoso que rodearemos por su izquierda.

El Cervera queda atrás

Curiosa formación por el camino

Sin dejar el cordal de la sierra la senda conecta con una pista que seguiremos en la misma dirección Este para llegar en 1,3km aproximadamente a la cima del Negrell (1327m). No hay pérdida posible ya que la pista finaliza en una caseta situada a pocos metros del vértice geodésico que identifica la cima.

Vista de la sierra desde el Negrell

Vista hacia el Portell de l’Infern, al fondo el Penyagolosa

En El Negrell (1327m)

Para proseguir con nuestro recorrido dejaremos el vértice a nuestras espaldas y nos dirigiremos de nuevo a la pista para encontrar dos fitas de piedras que nos indican el inicio de una senda que nos permite continuar avanzando por el cordal de la sierra hacia nuestro próximo destino, la Punta Devesa.

Panorámica, dejando atrás el Negrell

Vamos recorriendo la sierra por las crestas

Poco antes de iniciar el ascenso a la Punta Devesa encontraremos una fita a la izquierda del camino, tomaremos este punto como referencia ya que hasta aquí volveremos tras realizar el recorrido hasta el Turmell. Esta fita indica el inicio del sendero que enlaza con el GR7. Pero ahora lo ignoramos y continuamos recto en fuerte ascenso.

Pronto llegamos a la Punta Devesa (1319m) y las panorámicas que se nos muestran son fabulosas, dignas de este magnífico parque natural.

La Punta Devesa, detrás nuestro la Punta Enderrocada

A partir de aquí el camino cada vez es más confuso, la senda es difícil de ver y hay múltiples senderillos probablemente de los jabalíes y cabras que habitan por la zona. Conviene estar atento y buscar las fitas que hay por el camino y que nos encargamos de reforzar. Es conveniente llevar el track, aunque en caso de duda conviene tener en cuenta que la dirección correcta es Este-NorEste y procurando no desviarse del cordal de la Sierra.

Si hemos seguido adecuadamente el camino, pronto realizaremos otra fuerte subida para coronar la siguiente cima, la Punta Enderrocada (1309m).

La Punta Enderrocada, con el Negrell al Fondo

De nuevo descendemos más a tientas que otra cosa por el casi inapreciable camino que nos permite seguir avanzando entre abundante boj y esbeltos pinos.

Por las zonas de ombría aún queda hielo

Tras unos 700 metros de duro avance llegamos al final de la sierra, el Morral del Turmell (1315m). A partir de aquí necesitaríamos cuerdas para proseguir y alcanzar el  Turmell, situado unos cuantos metros más abajo.

El Turmell es la proa terminal de la sierra, una pirámide rocosa de torres y canales.

La panorámica desde este privilegiado enclave es inmejorable. Al frente las abruptas rocas que conforman el Catinell. Hacia el NorEste una cima se recorta en el horizonte, la Mola dels Conills y a su izquierda un collado redondeado, la Portella Calsa, paso clave en la comunicación con las vertientes que dan hacia el Caro, cuya prominente cima se identifica en el paisaje, por su altura y por las antenas que coronan su cumbre.

La vertiente que mira al Este, tallada por una falla longitudinal, deja una accidentada fachada erizada de paredes, canales y resaltes rocosos, hasta el profundo surco del barranco de La Fou.

LLegamos cerca del Turmell, únicamente alcanzable mediante cuerdas

Vistas desde el Turmell hacia en Norte

Tras el disfrute de tan bellos parajes debemos desandar nuestros pasos por el mismo camino de ida hasta encontrar la fita a la derecha del camino, tras haber superado de nuevo la Punta Enderrocada y la Punta Devesa, que nos permitirá coger una bonita senda que en claro descenso enlazará con el GR7.

De regreso, entre el boj

Reforzamos y pusimos nuevas fitas

La Punta Devesa

Cogemos el desvío para enlazar con el GR7

Al llegar al enlace con el GR7, tomaremos el camino hacia la izquierda. Y de nuevo en la autopista de los senderos. Camino claro, muy marcado y que transcurre entre espeso bosque. La senda parece de libro: sinuosa, suave al caminar, sombría … todo un espectáculo.

Conviene indicar que ya no abandonaremos el GR7 hasta llegar al coche, por lo que no hay que preocuparse por la orientación o la calidad del camino ya que ambos aspectos están suficientemente cubiertos en esta senda.

El GR-7 una vez más, flipante

Pronto llegaremos a la Fuente del Bassiol, que encontramos seca. No hace falta buscar ya que la encontramos en medio del camino. Presenta un abrevadero de considerable tamaño.

La Fuente del Bassiol

Sin desvío alguno la senda desemboca en la pista del Caro que tomaremos hacia la izquierda.

Enlace con la pista del Caro

Pronto llegaremos al refugio de la Font Ferrera que, en esta ocasión encontramos cerrado.

El Refugio de la Font Ferrera

Retomamos la senda en dirección a Pinar Plà y Fredes, pudiéndonos desviar unos metros del camino al poco de abandonar el refugio para visitar un tejo de buen porte y un refugio de pastores.

Un Tejo

Un pequeño abrigo

Panorama del valle donde está enclavado el refugio de la Font Ferrera

Seguimos disfrutando de la senda

Pasaremos por el Coll de Manado, punto en que nos hemos desviado al principio de la ruta para ascender al Tossal d’en Cervera. Sólo nos quedan unos cientos de metros para finalizar este recorrido.

Libro registro del GR7

Unos pocos metros antes de finalizar la ruta podemos desviarnos a la izquierda de la pista para encontrar una balsa y a la derecha para visitar el Mas de ventura.

Mediodía y la balsa aún está congelada

El Mas de Ventura

 

En resumen, un recorrido complejo en su parte inicial por lo perdedor de la senda aunque de gran belleza. En la segunda mitad del recorrido tanto el aspecto como la calidad del camino cambia radicalmente, disfrutando durante unos kilómetros de las bondades del GR7. ¡Buena ruta!

Aprovechamos, dadas las fechas, para desearos una Feliz Navidad brindando ¡cómo no! desde el monte. Concretamente desde lo alto del Turmell.

¡¡ Felices fiestas!!

 

RECURSOS Y OTROS DATOS

- Gráfica de altitudes         


- Mapa del recorrido
  

- Todas las fotos 


El Port : La Franqueta – Refugio Terranyes – Tosseta Rassa - Refugio Clotes

FICHA TÉCNICA DE LA RUTA
El Port : La Franqueta – Refugio Terranyes – Tosseta Rassa – Refugio Clotes
Fecha 28 de Noviembre de 2009
Senderistas Angel, Jose
Valoración
Destacable El recorrido en sí es todo un espectáculo, aunque mención aparte merece la visita a dos refugios y el ascenso a la Tosseta Rassa.
Recorrido Área recreativa de La Franqueta – Mas de Corretja – Mas de Pellnegra – Mas de Tou – Coll de Miralles – Pimpoll – Pi Ramut – Refugio de Terranyes – Tosseta Rassa – GR7 – Coll de Carabasses - Refugio de Les Clotes – Punta Serena – Fuente Barrinada – Área recreativa de La Franqueta
Problemas En Terranyes suele haber toros bravos sueltos, basta con no acercase a ellos.
Distancia 21,9km
Desniveles Alt.mínima: 525m - máxima: 1211m - acumulada: 1236m
Tiempo total 7h 34min, 5h 41min en movimiento, 3.86km/h en mov.
Dificultad Moderada
Track Descarga en Wikiloc


INTRODUCCION

De nuevo en el Parque Natural de Els Ports. Y otra vez, como tantas otras, tras los pasos de Lluis que poco a poco nos va descubriendo todos y cada uno de los bellos rincones que nos aporta este fenomenal parque.

En esta ocasión nos moveremos por la zona norte, entre los términos de Horta de Sant Joan y Arnes en la comarca catalana de la Terra Alta.

Estamos ante un recorrido de cierta dureza por la distancia y ascensión acumulada pero sin ninguna dificultad técnica ni problemas orientativos. La belleza del entorno y las múltiples visitas que realizaremos durante el transcurso de la ruta conforman una excursión de alta calidad.

Andaremos entre preciosas sendas, pistas rodeadas de frondosa vegetación y ascenderemos al punto más alto de la comarca, la Tosseta Rassa. Visitaremos dos refugios y disfrutaremos de la amplia visión a ambas vertientes de la sierra que se nos ofrecerá.


PUNTO DE INICIO

Para llegar al área recreativa saldremos de Horta de Sant Joan en dirección a Arnes y una vez en la carretera T-333, seguiremos un indicador hacia “Els Ports” desviándonos a la izquierda. Siguiendo el camino asfaltado sin desviarnos, en 9,5km llegaremos al área recreativa de La Franqueta.

El área se encuentra situada al lado del río dels Estrets y está muy bien habilitada para toda la familia con columpios, barbacoa y una zona a la sombra con bonitas mesas y bancos de piedra.

Al llegar también veremos los paneles que muestran la oferta en senderos que desde allí se inician, todos ellos muy bien señalizados y con paneles interpretativos durante su recorrido.


DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO   

Dejamos el coche en el área recreativa y nos dirigimos hacia el Oeste, siguiendo el curso del río dels Estrets en dirección a un puente de madera que cruzaremos.

Empezamos el recorrido

Andamos por una bonita senda, muy arreglada y rodeada de vegetación, que transcurre paralela al río hasta llegar a una bifurcación con un poste indicador que tomamos hacia la izquierda en dirección al Mas de Corretja.

Tenemos unos 900m de subida hasta llegar a la masía, sin desvío alguno y con suficientes indicaciones. Por el camino encontraremos a nuestra derecha un horno de cal con un panel indicativo que conviene leer para informarse del uso que se hacía de estas construcciones.

Horno de cal
      

En pocos minutos llegamos al Mas de Corretja que dejamos a nuestra derecha para continuar por senda y encontrar un panel interpretativo que nos permitirá hacernos una idea de las montañas que nos rodean.

El Mas de Corretja

Panel interpretativo

A la altura del panel abandonaremos la senda por la izquierda para tomar otra que continúa ascendiendo. Si hubiéramos seguido recto volveríamos al área recreativa.

Tomamos una bonita senda

Seguimos la senda en continuo ascenso rodeados de pinos mientras a nuestra derecha se empieza a mostrar las formaciones rocosas a las que nos tiene acostumbrados El Port. Pronto divisamos La Punta del Coc y la Punta del Piló.

Empezamos a disfrutar de las vistas

Los pinos crecen en cualquier sitio

Pronto llegaremos al Coll de Pellnegra, punto donde la senda conecta con una pista que tomaremos hacia nuestra derecha. Dejamos también el Mas de Pellnegra, en estado ruinoso.

Llegamos al Coll de Pellnegra

Y a la masía del mismo nombre

Ahora toca progresar por la pista sin desviarnos durante unos 2km hasta encontrar a nuestra izquierda un llano donde se ubica una balsa para la prevención de incendios y una canalización de agua que alimenta un bonito abrevadero. Estamos en el Coll de Miralles.

Avanzamos por la pista

Pasamos por lo que queda del mas de Tou

Y llegamos al Coll de Miralles

En esta zona nace otro camino que seguimos hacia el sur para encontrar un poste que indica El Pimpoll y que debemos seguir. Este poste nos adentra en una preciosa senda que une el Coll de Miralles  con la zona de Terranyes.

Vamos en buena dirección

Subimos fuerte por el camino, rodeados de helechos y esbeltos ejemplares de pino negral hasta el pie del Pimpoll.

Subiendo hacia el Pimpoll


El pimpoll es un enorme ejemplar de pino negral de 31m de altura y 3,2 de perímetro. Su tronco rectilíneo se ensarta sin ramas durante 11 metros. El árbol puede tener unos 500 años.

El Pimpoll

Al lado del árbol encontramos otro poste que nos guía en pocos (y empinados) metros hacia El Pí Ramut, otro espléndido ejemplar que visitamos en este entretenido recorrido.

El Pí Ramut es un pino negral de 22m de altura y 3,15 de perímetro. Sus ramas llegan a tener tanta longitud (hasta 12m) que algunas de ellas se apoyan en tierra.

El Pí Ramut


El Coll de Miralles ya queda muy abajo

Maravillados por la visión de estos abuelos del bosque proseguimos el camino por la senda todavía ascendiendo fuerte hasta llegar a un collado, el Coll de l’Ereta donde continuaremos por la senda de nuestra izquierda, pero antes conviene tomarse un respiro y asomarse a un pequeño saliente cerca del collado que nos ofrecerá unas bellas panorámicas del entorno que nos rodea.

Asomarse merece la pena

¿O quizás no?

Saciada la retina, seguimos como había dicho antes, por la senda de la izquierda que llanea durante un corto tramo para volver a ascender hasta llegar a la zona de Terranyes, punto donde encontraremos un indicador hacia el Refugio de Terranyes.

Indicador hacia Terranyes

Seguimos las indicaciones y nos dirigimos hacia el sureste por senda claramente definida. Avanzamos unos metros para salir del bosque y asomarnos a las tremendas llanuras que conforman esta zona del Port.

Terranyes, el Caro al fondo

Las rocas de Benet

En esta zona el camino se vuelve perdedor pero basta con dirigirnos hacia el sur para encontrar una pista que seguiremos por nuestra izquierda. Sin desvío alguno y en un corto tramo llegaremos al bonito refugio de Terranyes.

Panorámica de la zona del refugio

El refugio se encuentra en muy buen estado, presentando un aljibe de agua no potable. En su interior contiene una chimenea y espacio suficiente para acomodar a unas 20 personas.

El refugio de Terranyes

Desde el refugio tomamos una pista en dirección Oeste hasta llegar a un cruce que tomaremos por la derecha, también por pista cómoda y con la buena sombra que nos ofrecen los pinos, pasando cerca de algunas masías en estado ruinoso.

Caseta del Noro

Continuaremos esta pista unos 700 metros hasta llegar a una zona completamente llana y desprovista de vegetación, donde encontramos una fita de piedras a la izquierda del camino. Nos desviamos a la izquierda y avanzamos sin camino claro pero sin dificultades hacia el Oeste – NorOeste.

Estamos andando entre muretes de piedra hasta llegar a otro bonito bosque de pinos donde el camino se afianza y resulta más fácil su seguimiento.

Atravesaremos la llanura para acercarnos al bosque del fondo

En el bosque la senda se afianza

Pasamos por una pequeña masía y nos encaminaremos entre los múltiples senderos que han abierto las reses de toros bravos que pastan por la zona. Es fácil no seguir el camino adecuado así que debemos tomar dirección sur como referencia para el correcto avance.

El mas de Prudenci

Pronto llegaremos a terreno abierto donde podremos observar el vallado donde están los toros. Continuaremos por nuestra izquierda, sin camino aparente, en dirección NorOeste sin dificultades en el avance.

Cuidado con los toros

Pronto divisamos la característica cima blanquecina de la Tosseta Rassa. No existe un camino claro para subir hasta allí, pero es fácil ascender a criterio hasta su cima. Por lo tanto avanzamos con la mirada fija en el punto más alto y hacia allí nos dirigimos ascendiendo con facilidad.

La Tosseta Rassa

Subiendo

¡Sorpresa!

Al llegar a la cima descubrimos la belleza de tan privilegiado enclave. Estamos en la cima comarcal de la Terra alta, uno de los mejores miradores de El Port. El MonteCaro, el valle del Toscar, Alfara de Carles, las montanyas de la Vall d’Uixó, la punta Serena y muchos nombres que se me quedan en el tintero llenan nuestros ojos desde este fantástico lugar.

En la cima

Las fabulosas vistas

Pero debemos continuar y para ello hay que descender de la Tosseta Rassa. Podemos hacerlo por el camino de subida, aunque nosotros optamos por dirigirnos hacia el sureste en dirección a un definido sendero que se aprecia al pie de la Tosseta.

Bajamos hacia el GR7

Sin demasiada dificultad, pero buscando los pasos adecuados, llegamos al sendero. Estamos en el GR7 que seguiremos por nuestra izquierda en un continuado descenso que, salvo alguna ligera subida, no cesará hasta el final del recorrido.

Y, ¡cómo no!, el GR7 es sinónimo de calidad senderística. El camino está limpio, muy marcado y agradable al caminar. Lo seguimos sin dificultad para llegar a un collado, el Coll de Carabasses. Estamos ante un cruce de caminos. A la derecha, el Toscar, a la izquierda nuestro camino hacia el Refugio de Les Clotes.

Coll de Carabasses

Las sendas del GR7, siempre fabulosas

Pronto llegamos al refugio, completamente restaurado y administrado por la UEC. Se encuentra ubicado en la vertiente sur de la Punta Serena en un apacible bosquecillo, acomodado entre la sombra que ofrecen los pinos invita a reposar en su entorno.

El refugio de les Clotes

Dejamos el refugio para continuar hacia el NorEste de nuevo por el GR7. Enseguida llegamos a una bifurcación que deberemos tomar hacia la izquierda abandonando el GR7.

Esta senda también es preciosa pero hay que estar más atento para no perder las escasas marcas rojas y algunas fitas que nos guiarán por el camino adecuado bordeando la Punta Serena por su cara sur.

Atravesaremos una pedrera muy empinada con las precauciones adecuadas y, en otro descenso por senda llegaremos a una pista que seguiremos hacia la derecha.

Cuidado en este paso

A partir de ahora todo pista sin desvíos, y siempre descendiendo. Es un tramo largo pero la visión del entorno nos mantendrá entretenidos. Las abruptas formaciones rocosas y el vasto paisaje del que disfrutamos hace corto el camino.

Ya llegamos a la pista

Y las vistas son impresionantes

A escasos 500 metros del final del recorrido encontraremos un puente de madera que cruzaremos para visitar la Fuente Barrinada y. Sólo nos queda avanzar un corto tramo e incorporarnos a la pista que nos conduce en pocos pasos al final de este fabuloso recorrido.

Cruzamos otro puente

Y aún disfrutamos de otro precioso tramo de senda

La Fuente de La Barrinada

¡Largo, magnífico y exigente pero completamente gratificante el recorrido de hoy!

Completamente recomendable para realizar en una jornada y aprovechar para comer tranquilamente en alguno de los refugios que se visitan.

 

RECURSOS Y OTROS DATOS

- Gráfica de altitudes        


- Mapa del recorrido
 

- Todas las fotos 

Archivo del blog

"Si no se puede hacer cumbre pues te vuelves a casa tran tranquilo. Porque vamos, lo de morirse es una cosa jodida ..."

Carlos Soria