Pirineos 2013 : Día 2 : Lescun - Ibón Acherito - Selva Oza - Refugio Gabardito

Ficha Técnica


Recorrido : Camping Lauzart (Lescun) - Cabanes Ansabere - Ibon Ansabere - Ibon Acherito - Selva de Oza - Camino viejo de Sil - Vía Romana - Refugio de Gabardito

Distancia :  32km

Desnivel positivo : 2280m aprox. Altitud mínima : 840m  Altitud máxima : 2050m

Tiempo total : 13h 10min  /  En Movimiento : 7h 57 aproximadamente

Valoración :  Segundo día de nuestra travesía. Sin dificultades en la progresión, sólo pistas y sendas sin trepadas. Otra vez las marcas de la Senda de Camille son inexistentes o escasas teniendo que usar mapa y gps muy a menudo. Tramos muy empinados en el acceso a los ibones y un ascenso final al refugio de Gabardito agotador. El resto es puro disfrute por sendas emboscadas.

 
 

Recursos (wikiloc enlaza a la ruta completa de los tres días)


Introducción y Punto de Inicio

Para la introducción leer este post : http://vamosderuta.blogspot.com.es/2013/08/pirineos-circular-candanchu-lescun.html

El punto de inicio de este día es el Camping Lauzart en Lescun. Lee el post anterior ( http://vamosderuta.blogspot.com.es/2013/08/pirineos-2013-dia-1-candanchulescun.html) para ver el primer día de la travesía.


Descripción del Recorrido

Aprovechando la amabilidad de la guarda del Camping-Refugio de Lauzart en Lescun liquidamos nuestra cuenta la noche anterior y nos dejan preparado el desayuno y el picnic a las 5:30 de la mañana. Nos interesa madrugar ya que la jornada de hoy es muy larga y con mucho desnivel, además estamos seguros que las paradas para hacer fotos serán continuas.

Tras el madrugón iniciamos el recorrido saliendo del Camping y siguiendo marcas de GR que nos llevan a perder altura hasta alcanzar un riachuelo que seguimos hacia la izquierda hasta un embalse donde SE ACABA EL CAMINO … empezamos bien, vistazo al mapa y al GPS y … vuelta al refugio. ¡Vaya!, esto si que da rabia …. acabamos de perder media hora.

En el refugio ya está el cocinero y, amablemente, nos indica el camino a seguir. Dado que vamos a coincidir con la Senda de Camille hasta las Cabanes d’Ansabere nos explica que se trata de rodear el camping por un casi inexistente sendero rodeado de inmensos helechos y alcanzar una estrecha carreterilla que debemos seguir dirección “Gave d’Ansabere”. Una vez en la carretera hay señales que lo indican.

Ya estamos en el “camino” correcto



Dejamos atrás el precioso valle de Lescun



Tenemos un buen tramo de carretera por delante, así que apretamos el paso y con el fresco de la mañana intentamos recuperar el tiempo perdido. Aunque, a pesar de pisar asfalto, no podemos evitar detenernos de vez en cuando para disfrutar del entorno.

Qué gozada este entorno





Tras un buen tramo de carretera en ligero ascenso alcanzamos un desvío (indicado) en el que dejamos el asfalto y cogemos una pista en bastante buen estado. De hecho nos adelantó algún vehículo que encontramos aparcado más adelante. Hay una zona de parking justo donde acaba la pista.

Aquí dejamos el asfalto



Dejamos el parking atrás y cruzamos un riachuelo para empezar a ganar altura con más determinación. Nos estamos dirigiendo a las cabañas de Ansabere por una senda magnífica que atraviesa unos tramos boscosos que son puro escándalo. Los montañeros ubicados en el Mediterráneo como nosotros, cuando caminamos por estos bosques siempre se nos queda la boca abierta.

Hemos dejado atrás el parking y asoman, altivas, las agujas de Ansabere





Por el bosque, ¡ufff!





Tras un duro ascenso el bosque se abre y vemos, cerca de la base de las agujas de Ansabere, una llanura donde se ubican la Cabane d’Ansabere. En ese punto nuestro camino se aparta de la senda de Camille.

Alcanzando la Cabane d’Ansabere, podéis cargar agua y comprar queso.





En las cabañas torcemos la izquierda para encara la subida hacia el Ibón d’Ansabere y, posteriormente, al Ibón de Acherito. Ésta será la subida más dura del día. La senda asciende primero con suavidad pero pronto gana carácter poniendo a prueba las piernas.

Jose observa el camino y el rebaño de ovejas que se ven a lo lejos



Allá vamos, nuestro collado aparece tapado por la niebla



Ya hemos alcanzado a las ovejas, ellas siguen a lo suyo, nosotros a seguir subiendo



Esta subida tan pronunciada me está pasando factura, así que Jose se adelanta y mientras tanto yo uso el “pas de bou” subiendo a un ritmo muy pausado para conservar energías. Aún queda mucha ruta y conviene no quemar demasiado.

Chino-Chano



La “gabacha” (niebla francesa) esconde las Agujas de Ansabere




Alcanzamos el Ibón de Ansabere, aquí su parte helada



El Ibón d’Ansabere desde la subida al Ibón de Acherito



Ahora llego yo, Jose ya ha alcanzado la parte alta y va a crestear hacia el Ibón de Acherito



La subidita que me queda



Alcanzado el collado se abren las vistas hacia la parte española, ¡espectacular!




Tras el corto tramo por la cresta que se hace siempre por buena senda se alcanza el Ibón de Acherito. Enclavado en un entorno increíble nos deja con la boca abierta. Es precioso, simplemente mágico.

El Ibón de Acherito






Tras saciar nuestras retinas dejamos el Ibón atrás y vamos a emprender un pronunciado descenso hasta el parking de La Mina situado en Guarrinza ( Selva de Oza ). Encontramos mucha gente que sube al ibón dada la relativa cercanía, a pesar de que el ascenso desde el parking es de órdago.

Emprendemos el descenso …



… para parar inmediatamente … uffff … vaya vistas !!



El barranco de las Foyas, incomparable mirador al Castillo de Acher






Alcanzamos el parking



Hacia Gabardito



Tomamos dirección Gabardito, primero por pista y luego por una estrecha carreterilla que debemos seguir hasta alcanzar el campamento de Ramiro el Monje. A pesar del asfalto hay tal cantidad de agua y enormes árboles que se hace muy ameno.

Dejamos atrás el amplio parking



Fuente de buen caudal, aprovechamos para rellenar agua



Antiguo camping de Oza, al parecer el año que viene lo reabren



Ahí tenemos el campamento presidido por el Castillo de Acher, preciosa montaña



Alcanzado el campamento dejaremos el asfalto por nuestra izquierda para tomar una magnífica senda de una calidad apabullante que transcurre casi en su totalidad por frondoso bosque. Dado que ya estamos a mediodía se agradece enormemente la buena sombra que nos dan los árboles. Coincidimos en la primera parte con la ruta de ascenso al Castillo de Acher, aunque pronto la dejaremos, vamos a seguir el Camino Viejo de Sil hasta alcanzar un cruce en el que conectaremos con la Vía Romana que nos dejará a los pies de la subida hacia el refugio de Gabardito. Nuestro camino básicamente sigue el curso del río pero a bastante altura, con unos cuantos sube-bajas que nos calentarán las piernas.

Por el camino viejo de Sil





Ahí abajo queda la carretera, perderemos altura hasta el puente pero seguiremos por senda.



Aquí aprovechamos para comer y darnos un refrescante baño




Ahora sí, cruzamos un puente para cruzar la carretera y conectar con la Vía Romana



Por la Vía Romana, otro tramo de bosque espectacular



Curiosa torre en mitad del camino




Tras alcanzar el tramo más alto de la vía romana vamos a ir perdiendo altitud para descender al valle que nos separa del refugio de Gabardito. El camino está claro y tras un acusado descenso alcanzamos la carretera que cruzaremos a la vista de las indicaciones del refugio de Gabardito.

Perdiendo altura



Pronto vemos el río a cruzar y el paredón que tenemos que subir para alcanzar el refugio. Son dos quilómetros de subida en los que se superan 400 metros de desnivel. A estas alturas y con casi 30km en las piernas se nos reseca la garganta sólo de pensarlo.

El paredón que nos queda



Hacia Gabardito



Seguimos unos cientos de metros por la carretera hasta alcanzar una senda que se inicia a nuestra izquierda y que está marcada con un panel de madera. La senda básicamente ataja el recorrido por la carretera evitando las largas lazadas que ésta realiza. Convierte 7km de carretera en 2km de senda.

Cruzamos el río



Inicio de la senda a Gabardito



Tras la dura subida por fin alcanzamos el Refugio de Gabardito donde podremos descansar de la dura jornada y recuperar fuerzas para acometer la tercera y última jornada que incluirá el ascenso al Bisaurín.

Llegando a Gabardito






Una cena consistente a base de lentejas, albóndigas y ensalada y ¡a descansar!

6 comentarios:

  1. Guau!!!, menudos paisajes, si me dieran a elegir no sabría con cual quedarme, es para quedarse a vivir ahí jejeje.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón del mundo Dani, a veces nos lo preguntamos Ángel y yo, ¿Qué no venderemos la casa, cogeremos los bártulos y nos iremos a vivir en una casita de pastores a Pirineos?, je je pero ahí se queda todo.

    Saludos y B.R.A.T.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Angel!, me estas haciendo recordar los paisajes, ibones y montañas que hicimos el pasado mes de Julio, aunque nosotros lo hicimos en 6 excelentes días con ascensión al Castillo de Acher.
    Sabía que era muy bonito lo que habíamos visto y pateado, pero leyendo tu crónica aún me alegro más de haberlo visto en persona.
    Vosotros sois unas máquinas, hacerlo en 3 días.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Simón!, lo cierto es que disfrutamos a lo grande, jajaja.

      Saludos!

      Eliminar
  4. travessa boníssima...m'han entrat ganes..i les fotos molt bones

    ResponderEliminar
  5. Precioso y otra buena y potente pateada. Sois tipos duros jejeje.
    Saludos

    ResponderEliminar

Siempre son bien recibidos vuestros comentarios.
Gracias!

Archivo del blog

"Si no se puede hacer cumbre pues te vuelves a casa tran tranquilo. Porque vamos, lo de morirse es una cosa jodida ..."

Carlos Soria