Pirineos 2013 : Día 3 : Refugio Gabardito–Bisaurín–Valle Sarrios–Candanchú

Ficha Técnica


Recorrido : Refugio Gabardito - Refugio Dios te salve - Collado Foratón - Pico Bisaurín - Barranco Castillones - Plana Mistresa - Puerto Bernera - Valle de los Sarrios - Ibón Estanés - GR11 - Paso de la Chorrota (Chorrota del Aspe) - Candanchú

Distancia :  23,5km

Desnivel positivo : 1660m aprox. Altitud mínima : 1390m  Altitud máxima : 2670m

Tiempo total : 11h 48min  /  En Movimiento : 8h aproximadamente

Valoración :  Tercer y último día de travesía. A pesar de que en este día afrontamos menos km. y desnivel, no deja de ser un recorrido duro sobretodo en el ascenso al Bisaurín y posterior descenso por el Barranco de Castillones, aún con grandes neveros. De nuevo el entorno de increíble belleza nos dejará embelesados durante todo el trayecto.

 
 

Recursos (wikiloc enlaza a la ruta completa de los tres días)


Introducción y Punto de Inicio

Para la introducción leer este post : http://vamosderuta.blogspot.com.es/2013/08/pirineos-circular-candanchu-lescun.html

El punto de inicio de este día es el Refugio de Gabardito. Lee el post anterior ( http://vamosderuta.blogspot.com.es/2013/09/pirineos-2013-dia-2-lescun-ibon.html) para ver el segundo día de la travesía.


Descripción del Recorrido


Conseguimos, una vez más, negociar con el guarda del refugio de Gabardito para que nos deje preparado el desayuno en horarios intempestivos. Se hizo de rogar pero finalmente nos dejó preparado un carrito con café, leche, zumo, tostadas y suficiente mermelada y azúcar para arrancar la jornada. No faltaron tampoco las bolsas con un picnic bien surtido.

De este modo a las 5:30 de la madrugada dejamos atrás el refugio de Gabardito y empezamos nuestro periplo con el fresco de la noche. Aprovechamos para cargar agua en una fuente de buen caudal que se encuentra a escasos metros del refugio.

Estamos a algo menos de 1400m y vamos a subir hasta la cima del Bisaurín situada a algo más de 2600, por lo que nos lo tomaremos con calma para no “quemarnos” muy pronto. Además con el frío de la mañana y la carga de km. acumulados en las anteriores joranadas tardamos en calentar los músculos.

Empezamos despacio y disfrutando de la paz de la noche



El camino de subida al Bisaurín desde el refugio de Gabardito está súper-trillado así que no me extenderé en las explicaciones. Básicamente desde el refugio tomaremos una perdida pista hacia el Este y seguiremos las marcas del GR 11.1 hasta el collado del Foratón, punto en que dejaremos el GR y nos desviaremos a izquierda para subir “a la directa” y sin contemplaciones hasta la cima. Rampas de entre el 40 y el 60% nos esperan. 

El único desvío evidente está indicado con un gran panel, así que de momento la orientación no va a suponer un problema.

Desvío hacia el Bisaurín, más claro imposible



A un primer tramo pedregoso y en duro ascenso le sigue otro laaaaaaargo de inacabables prados de pasto. Muchas vacas, caminillos hechos por el ganado y una dirección clara : siempre hacia el Este hasta el collado Foratón.

Por los prados de altura, avanzaremos a buen ritmo por camino cómodo



Refugio Dios te salve, al fondo el Bisaurín presente durante casi toda la jornada



Bucólica estampa


Espectacular la Punta Aguerri desde aquí



Toca subir, nos acercamos al collado Foratón






Collado Foratón, encaramos la subida al Bisaurín




Alcanzado el Collado Foratón abandonamos el GR y torcemos a la izquierda en claro ascenso hacia la evidente cima del Bisaurín. Es una subida con tremendas rampas que hay que tomar con calma. Suficientes fitas nos guiarán por los pasos más cómodos, primero por terreno herboso y luego en tramos más pedregosos y resbaladizos pero siempre con una gran pendiente.

La subidita se la trae …





Vista atrás




Allá abajo queda Lizara



Alcanzamos la zona pedregosa previa a la cima




Esto ya está, Bisaurín y sus magníficas vistas caen rendidos a nuestros pies





La imponente cima del Bisaurín ofrece unas visiones panorámicas inacabables. Al ser el primer “gigante” del pirineo occidental nuestra visión encuentra pocos o ningún obstáculo para disfrutar de todo el entorno.

La típica fotografía hacia el Castillo de Acher, por detrás de él andábamos ayer



Aguastuertas



La zona del Midi, espectacular



Después de un buen rato disfrutando de la cima toca emprender el descenso. Teníamos nuestras dudas sobre la posibilidad de descender por el barranco de los castillones en dirección a la Plana Mistresa dada la persistencia de la nieve este año. Pero la llegada de unos montañeros que subían desde esa vertiente nos ayudó a decidirnos. Al parecer íbamos a tener que cruzar algunos neveros pero sin demasiada inclinación y con la nieve blanda.

Tras alguna confusión en el inicio del descenso, finalmente encontramos la “senda” adecuada para perder altura. Es una tremenda pedrera con una inclinación exagerada por la que vamos descendiendo a marchas forzadas hasta alcanzar otra pendiente herbosa y resbaladiza que nos obliga a extremar las precauciones.

Iniciamos el descenso

Se divisa el ibón Estanés, por allí pasaremos en unas horas



Vista de lo que tenemos que atravesar, al fondo el acceso al valle de los sarrios hacia donde nos dirigimos



Dejamos atrás el collado bastés que permitiría el descenso por las fajas de fetas, otra opción contemplada en el caso de que la nieve estuviera peligrosa.



Pendiente herbosa y resbaladiza, con calma



Vamos a bajar por esa especie de embudo que se aprecia más o menos en el centro de la imagen, hacia la izquierda. Desde aquí acojona bastante y lo cierto es que no resultó nada fácil.



Dejando atrás la pendiente herbosa nos metemos de lleno “en faena”. Vamos a descender por el barranco de los castillones y hay neveros, y en cantidad. Básicamente se trata de ir perdiendo altura por las zonas que encontremos más cómodas dirigiéndonos hacia el fondo del valle donde se encuentra la Plana Mistresa.

Habrá que bajar pero … ¿por aquí?



Pues va a ser que sí …



Venga hombre, que esto está chupado



Entre cinco y seis culazos contabilicé … y ¡todos míos! Jose se mueve por la nieve blanda como un sarrio



Allá arriba queda el collado de Secús, una de las opciones de bajada que descartamos, acertando a la vista de la pendiente que presenta



Aún tenemos nieve para rato …



Vista atrás



Ahí tenemos la Plana Mistrera, sencillamente espectacular



Pasado el “momento adrenalina” y habiendo dejado atrás los neveros hacemos una parada para recuperar fuerzas.



Habiendo alcanzado la Plana Mistresa descartaremos un desvío a la derecha que conduce hacia Lizara o de nuevo al collado foratón y seguiremos recto (Este) cruzando toda la zona herbosa y ascendiendo suavemente hasta alcanzar la puerta de entrada al Valle de los Sarrios. Hay quien dice que este lugar es de los más bellos de Pirineos … no les falta razón.

La Plana Mistresa





Los neveros desaguan hacia el valle de Lizara



No puedo evitar girarme y apreciar el Bisaurín, el collado de Secús y los neveros por los que hemos descendido. ¡Grandioso!



Zoom al Bisaurín con montañeros hollando su cima



Alcanzado el Valle de los Sarrios lo cruzaremos e iniciaremos un brusco descenso en ocasiones bastante pedregoso e incómodo hasta alcanzar el Ibón de Estanés. Magnífico ibón de considerables dimensiones. En el Ibón conectamos con el GR-11 que ya no abandonaremos hasta finalizar nuestro recorrido en la población/pista de esquí de Candanchú.

El Valle de los Sarrios, una visión que quita el hipo






Al salir del valle se abren las panorámicas, ¡UAUUUU!



Hacia el Ibón de Estanés



Ibón de Estanés



Desde el Ibón de Estanés todo el camino que queda es magnífico. Amplias zonas herbosas seguidas de encantadores bosques nos conducirán sin problemas de orientación y siempre siguiendo las marcas del GR-11 hasta el final de nuestra ruta. Aún nos queda atravesar el paso de la chorrota que hace tiempo quizás tuvo su peligro pero ahora han trazado otro camino más amplio y seguro que se atraviesa sin dificultad.

Avanzamos a buen ritmo en descenso y por amplios prados





Tramos de bosque … preciosos




Vista del barranco que estamos rodeando



El paso de la Chorrota, se aprecia arriba el antiguo camino más estrecho y expuesto. Abajo el actual.



El Paso de la Chorrota





Un último vistazo atrás y abandonamos este precioso valle



Últimas rampas hacia Cadanchú



Esto se acaba …



Y después de 93km y casi 6000m de desnivel positivo finalmente alcanzamos el final de esta travesía como siempre con sentimientos encontrados. Absoluta felicidad por estos tres días increíbles de esfuerzo, diversión, compañerismo y superación personal , pero cierta tristeza por acabar la travesía y dejar atrás tanta belleza. No queda más remedio que consolarse pensando en la próxima aventura pirenaica !!!

El cartel de Candanchú como meta simbólica de nuestra travesía


3 comentarios:

  1. Enhorabuena por el reto!

    93 km sin desperdidico, disfrutando de cada rincón y de la diversidad de los parajes

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Felicidades a los dos por esos casi 6000 metros de desnivel en una bonita circular de tres etapas bien diseñada y documentada con buenas imágenes.
    Salud y buena forma física para seguir pateando!!

    ResponderEliminar
  3. Ayyy mi Bisaurin que me lo han cambiado sin nieve y sin sus cornisas jejeje, pero sin o con nieve me sigue pareciendo una montaña espectacular...
    Las fotos hablan por si solas, amigos, los paisajes y vistas de esta última etapa son espectaculares, difícil tendréis superar esto el año que viene, pero no dudo en que lo conseguiréis.

    Enhorabuena por la travesía, salud!!!

    ResponderEliminar

Siempre son bien recibidos vuestros comentarios.
Gracias!

Archivo del blog

"Si no se puede hacer cumbre pues te vuelves a casa tran tranquilo. Porque vamos, lo de morirse es una cosa jodida ..."

Carlos Soria