El Port - Covalta - Mola del Moro - Forat del Aire - Mas Capnegre

Ficha Técnica


Recorrido : Covalta - Barranc de Covalta - Mas de Xaco - Mola del Moro - Forat del Aire - Coll Garrofera - Mas ó Corral de Capnegre - Covalta

Distancia :  12km

Desnivel positivo : 930m aprox. Altitud mínima : 188m  Altitud máxima : 933m

Tiempo total : 6h 45min  /  En Movimiento : 5h aproximadamente

Valoración :  No os dejéis engañar por los pocos kilómetros y el moderado desnivel, estamos ante un recorrido difícil. Duro, enmarañado, aventurero y fascinante. El Port en estado puro. Apabullantes cortados de roca, tremendas vistas panorámicas, escondidos rincones ... una ruta compleja pero magnífica.

            
 

Recursos :


Introducción y Punto de Inicio


Otro recorrido que guardábamos en el tintero desde hace mucho tiempo. Se trata de subir a la Mola del Moro por su cara Sur atravesando un laberinto de rocas y precipicios, trepando en ocasiones y con una pendientes abusivas que nos harán sudar de lo lindo.

Lo vimos en su día en la bitácora de Lluís (que no debéis dejar de visitar si queréis conocer El Port en profundidad) y sabíamos que tarde o temprano acabaría pasando a nuestro haber, aquí os dejo el relato de ese día.

Llegar al punto de inicio tiene también su complejidad, os copio-pego la explicación de Lluís.


Iremos por la carretera de la Senia a Tortosa, pasaremos Mas de Barberans y en el momento que cruzamos el Canal de Xerta, giraremos hacia arriba, bordeando un buen rato cualquiera de los dos márgenes, el más factible.



Al cabo de unos tres kilómetros abandonaremos el canal y nos desviaremos a izquierda. Encontraremos indicadores a la Caramella que debemos ignorar.



Posteriormente nos desviaremos a izquierda y seguiremos una pista estrecha que a pesar de estar asfaltada en un principio, pronto muda a tierra. Al inicio de la pista veremos un curioso puente y aparcaremos cerca de él.




Descripción del Recorrido

Habiendo aparcado cerca del puente lo cruzamos y seguimos por una cómoda pista que llanea y pierde algo de altura dirigiéndonos al Baranco de Covalta. En una esplanada donde se puede aparcar si llevas 4x4 la pista se estrecha y poco después alcanza el barranco.

Lo seguiremos por el lecho del barranco en ocasiones y por senda en otras sin dificultades orientativas. Encontraremos marcas rojas que deben guiarnos en todo el ascenso, a pesar de que son abundantes es muy importante NO PERDERLAS ya que hay puntos en los que podríamos meternos en un berenjenal de los buenos.

Pronto empezamos a ganar altura con cierta comodidad por un sendero algo más perdido que en abundantes zetas nos guía hacia los perdidos bancales del Mas del Xaco.

Empieza a clarear subiendo hacia el Mas del Xaco



Antes de llegar al Mas del Xaco encontraremos una bifurcación al Racó d’Aiguadonzella, lo evitamos y seguimos por la izquierda subiendo más fuerte hasta alcanzar las ruinas del Mas del Xaco. Desde la masía empezamos a ver las verticales paredes que cierran el valle.

Hacia el Plá del Xaco




Vemos vestigios de los antiguos bancales



También los murallones que cierran el barranco



Pasamos por un corral que aprovecha una balma de la roca



El Mas del Xaco




Dejamos atrás el Mas del Xaco por una bonita pinada y, sin perder las marcas rojas, empezamos el ascenso propiamente dicho. Se acabó la comodidad, a partir de ahora exageradas pendientes nos forzarán las piernas a base de bien.

Empezamos a subir por terreno abrupto



Tras abandonar la pinada el terreno se vuelve árido, áspero, agreste y al ganar altura se nos abren unas espectaculares vistas hacia el Mediterráneo.

Con buen humor, ¡por supuesto!



Agujas rocosas, las hay de todos los tamaños



¿Había dicho algo de las apabullantes vistas hacia el mar?



Vamos a ir ascendiendo sin demasiadas complicaciones hasta alcanzar un punto en el que hay una canal un poco compleja en la que hay que trepar con bastante cuidado. Al parecer se puede rodear por la derecha y evitar la trepada pero no lo comprobamos.

Ahí tenemos la canal en cuestión



Y aquí Angel y su gemelo progresando por ella



Vista atrás




Jose progresando por la canal



Tras superar la trepada toca un fácil destrepe y otra trepada por una estrecha canal más fácil que la anterior.

De nuevo Angel con sus ¿2 gemeeeelos? trepando



Cú-cú



Seguimos ascendiendo por una incómoda pedrera que nos hace dar un paso adelante y otro atrás. Afortunadamente es corta y la dejamos pronto atrás alcanzando la cabecera del barranco por el que vamos subiendo.

L’Airosa se muestra altiva



Jose disfrutando de las apabullantes barrancadas



Hay que encajonarse ahí arriba y torcer a izquierdas



Alcanzando la parte alta



Nos desviamos a la izquierda y alcanzamos un collado en el que paramos a almorzar y a disfrutar de las vistas, nos lo hemos ganado.

Alcanzando el collado



Vista atrás



Las vistas nubladas hacia el Montsiá … tremendas




Aunque las panorámicas más anchas no desmerecen



Desde el collado ya se divisan las verticales paredes de la Mola del Moro, impresionan. Estamos en un paisaje de tremendos cortados y profundos barrancos, hipnótico.

Ahí tenemos las paredes de la Mola del Moro



Las antenas de Caro hacen acto de presencia



A partir del collado el ascenso se suaviza y progresamos con más comodidad bordeando un profundo barranco y encarando el último tramo de ascenso que nos deja en un collado previo a la Mola del Moro.

Atravesamos profundos barrancos



Formaciones imposibles



Tremendos miradores



Ya estamos en terreno conocido y “civilizado”, conectamos con la senda que transcurre entre la Moleta Castellona, la Mola del Moro, Roca contadora, Caro … zonas más transitadas que la subida que hemos realizado.

Nos dirigimos sin pérdida hacia la Mola del Moro y tras algún cómodo paso alcanzamos la base de la Mola. El acceso a su cima exige una corta pero expuesta trepada, nada difícil pero hacerla sin prisas.

Alcanzando la Mola del Moro



Angel y su gemelo accediendo a la Mola del Moro



Con precaución



La Mola del Moro en su cima presenta una amplia llanura que podemos rodear para asomarnos y ver el empinado camino que hemos utilizado para subir.

Cima de la Mola del Moro





Visitada la Mola y sin entretenernos demasiado destrepamos el paso de acceso ya que se ha puesto a llover y nos queda aún un buen trecho.

Dejamos la Mola del Moro y avanzamos hacia la Moleta Castellona



Nos dirigimos por camino trillado hacia la Moleta Castellona pero sin llegar a subirla. Nuestro camino se dirige hacia el Este en búsqueda del Forat de l’Aire, otro punto curioso de la zona.

Buen camino



El acceso a la colgada senda del Forat de l’Aire tiene su “aquel”. Alcanzaremos un punto en el que el camino principal sigue por la izquierda y a nuestra derecha con suficientes fitas veremos un bajador que parece dirigirse a la boca del lobo, muy empinado y sin final claro.

Nos encaramos a la bajada hacia el forat de l’Aire



Pero si avanzamos un poco y afinamos la vista veremos la colgada senda que da acceso al Forat de l’Aire. Su visión nos congelará el aliento, ¡muy estrecha! … nosotros ya habíamos pasado por allí, pero el primer día nos cogió algo de yuyu al pasarla … entre otras cosas porque hacía un viente de mil demonios, aunque en esta ocasión la piedra estaba mojada.

Ahí aparece la senda



Un poquito más cerca



Así que nada, para abajo directos hacia la senda. Una vez estás sobre ella no parece tan difícil aunque conviene no tropezar.

Por la senda, bastante aérea




Vista atrás, se aprecia el descenso



A medida que vas andando por la senda te das cuenta que la cosa no está clara … parece que el camino acaba en un murete rocoso y no hay salida. A la izquierda un cortado, a la derecha un alto muro y al frente … ¡un agujero!. Ese es el nuestro, un estrecho hueco en la roca nos permite cambiar de valle y acceder a otro abrupto valle.

Aquí tenemos el agujero



Se pasa bien




Descenderemos por camino incómodo, pedregoso y con abundantes aliagas. Es lo que nos espera a partir de ahora, así que habrá que acostumbrarse.

Las vistas se abren



Hay un punto clave que conviene no pasarse, lo hemos marcado en el mapa como “Canal de Bajada”. Es una canaleta que hay que destrepar con cuidado, sobretodo en su parte final, para poder progresar con el descenso hacia el Coll de la Garrofera.

La canal de bajada




Seguimos progresando



Alcanzado el Coll de la Garrofera tenemos otra bifurcación de caminos, a la izquierda bajaríamos a Casa Carvallo, punto de inicio de las rutas del barranco de la Caramella. Pero nosotros bajaremos hacia la derecha. No hay camino, sólo algunas trazas y algunas fitas y mucho coscojo, pero mucho … vamos, para venir por aquí en pantaloncito corto ¡ufffff!

Curioso puente natural bajando hacia el Mas de Capnegre



Cabras, ya no nos sorprenden. Por esta zona cada vez hay más



Nuestra meta son unos campos de olivos que vemos al final de la ladera donde pensamos que el camino mejorará … nada más lejos de la realidad. Alcanzamos el Mas o Corral de Capnegre (en ruinas) y seguimos buscando el mejor paso entre el barranco para ir perdiendo altura.

Mas de Capnegre



Bastante lacerados en brazos y piernas vemos como una senda lateral al barranco se va afianzando y, por fin, podemos caminar bastante cómodamente y a un ritmo decente.

Este sendero desemboca en una pista y esta en un camino asfaltado que en pocos minutos nos dejará al final de este aventurero recorrido.

Entre campos de olivos acabamos nuestra ruta

3 comentarios:

  1. Duro y exigente recorrido, con increíbles formaciones rocosas, inalcanzables barrancos, y extasiantes rampas, pero a su vez un recorrido gratificante que al finalizarlo no te dejará indiferente.

    Saludos y B.R.A.T.

    ResponderEliminar
  2. Un recorrido muy aventurero y sencillamente ESPECTACULAR, las imágenes dan fe de ello.
    Ya me imagino a Ángel teniendo conversaciones tipo Gollum con sus "gemelos" jajajaja.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Siempre son bien recibidos vuestros comentarios.
Gracias!

Archivo del blog

"Si no se puede hacer cumbre pues te vuelves a casa tran tranquilo. Porque vamos, lo de morirse es una cosa jodida ..."

Carlos Soria