El Port–Pena-Roja - Barranco Ferri–Salt del Ferri - Mas Antolino–La Puntassa–Roques del Masmut

Ficha Técnica


Fecha : 12/4/2015

Recorrido : Pena-Roja de Tastavins – Pont Xafat – Bassa de Sant Miquel – Barranco Raboses – Los Mollons – Barranco Mollons – Mas dels Mollons – Barranco del Ferri – Pins del Ferri – Salto del Ferri – Mas de Antolino – Carrasca de Antolino – Salt de Antolino – Salt de la Escaleta – Pas de la Escaleta – Lo Cadec – Pi de dotze branques – Avenc de l’Ase – La Puntassa – Pí de Pitxi – El Cingle de Sant Jaume – Ginebre de Antolino – La Creu del Llop – Roques de MasMut – Bassa de Sant Miquel – Pena-Roja de Tastavins

Distancia : 24,5km

Desnivel positivo :: 955m

Tiempo total con paradas :: 8h 37min 

Valoración : Un impresionante recorrido con innumerables puntos de interés que nos mantendrán entretenidos durante toda la duración del mismo. Barrancos, impresionantes formaciones rocosas, saltos de agua, frondosos bosques, una cima con magníficas vistas, árboles centenarios, sendas de ensueño .. .en fin, puro espectáculo en la parte más occidental del Parque Natural del Port.

 

Recursos :  


Introducción y Punto de Inicio

En esta ocasión nos vamos a desplazar hasta la bonita población de Pena-Roja de Tastavins para afrontar un recorrido circular que nos acercará al término de Coratxar atravesando bonitos barrancos y disfrutando de algunos saltos de agua realmente bonitos. Ya en las cercanías del Coratxar ascenderemos al vértice geodésico de La Puntassa y regresaremos a Pena-Roja utilizando el trazado del camino de la romería entre Vallibona y Pena-Roja.

Conviene considerar un punto delicado en este recorrido, concretamente en la salida del Salto del Ferri. Hicimos una corta pero algo expuesta trepada. Creo que se puede evitar retrocediendo un poco más por la senda que asciende a la derecha del salto pero no pudimos comprobarlo. Por lo demás, caminar y disfrutar.

El punto de inicio se ubica en la misma población de Pena-Roja de Tastavins. Nosotros aparcamos en la plaza de la iglesia donde suele haber suficiente sitio.


Descripción del recorrido


Iniciamos el recorrido subiendo por la calle paralela a la plaza de la iglesia y salimos por la parte alta del pueblo. La calle se convierte en camino que va bordeando una pared rocosa con unas curiosas cuevas excavadas en ellas. Un poco más adelante pasa por el Pont Xafat (un corte en la roca que servía de defensa del pueblo, antiguamente tenía un puente levadizo del cual aún podemos observar algunos restos).

Seguimos subiendo suavemente por un bonito camino que nos deja en un llano con un depósito de agua (la Bassa de Miquel). Veremos dos sendas a la derecha, tomaremos la que empieza llaneando y luego desciende para atravesar el Barranco del Saüc y posteriormente ascender hasta un collado e ir llaneando hasta alcanzar el Barranco de les Raboses. La senda es poco evidente, perdedora, así que conviene estar atentos al seguimiento.

Alcanzado el Barranco de les Raboses vamos subiendo por el mismo, bien por el mismo cauce, bien por la derecha o por la izquierda buscando los mejores pasos. Atentos hasta encontrar una carrasca de buen porte que nos marca el punto en el que debemos abandonar el barranco tomando una senda a nuestra derecha hasta un collado en el que encontraremos un nuevo sendero.

Hemos salido de noche, así que la primera foto interpretando el mapa en el Barranco de Les Raboses



Ante nosotros se presentan Los Mollons, unas curiosas formaciones rocosas que nos atraerán inmediatamente. Hacia ellos nos dirigiremos siguiendo el sendero que a veces se difumina, aunque no presenta demasiadas dificultades. Pasaremos por debajo dels Mollons e iremos descendiendo hasta alcanzar el Barranco dels Mollons.

Los Mollons

 

Estamos en un nuevo barranco con bonitas “ollas” donde se acumula el agua y que vamos remontando sin dificultades, disfrutando del entorno hasta alcanzar unos prados donde abandonamos el barranco por la derecha alcanzando el mas dels Mollons.

Por el barranco



Mas dels Mollons con Los Mollons de fondo



Dejamos atrás la masía por una perdida pista que conecta con otra más evidente que seguimos por la izquierda y que nos conduce al tercer barranco del día, el Barranco del Ferri, con diferencia el más interesante de los tres.

Este barranco no tiene camino evidente. Se trata de ir avanzando, buscando los mejores pasos hasta alcanzar el magnífico Salt del Ferri. Un precioso salto de agua que en épocas de lluvia se muestra en toda su majestuosidad.

Progresando por el Barranco del Ferri




El Salt del Ferri




La continuidad de nuestro camino está justo arriba del salto, aunque desde donde estamos se nos hace imposible superarlo. Así que vamos a tomar una perdida senda que nace justo a la derecha del salto y que asciende pegada a la roca. Apenas es evidente y tiene algún tramo expuesto. Lo seguimos hasta alcanzar una repisa en la que tenemos que hacer una corta trepada (momento adrenalina del día) … para alcanzar una buena senda que tomamos hacia la izquierda y que nos conduce a la parte superior del salto.

Ya vemos el Mas de Antolino en lo alto y nos dirigimos hacia él por un senderillo (se ven varios, supongo que por el devenir de los animales, cualquiera servirá). La masía parece que aún conserva algo de actividad a juzgar por los restos que vimos. Al lado de la casa pasa una pista que seguimos (este).

Alcanzando el Mas de Antolino un vistazo atrás …



En el Mas de Antolino




Dejamos atrás la masía y por el camino disfrutamos de la visión de magníficas carrascas



Seguimos la pista rodeando el cingle de Sant Jaume (más tarde iremos por arriba del cingle) hasta alcanzar la parte superior del barranco del Ferri. Antes de cruzar el barranco dejamos la pista i tomamos un senderillo que por la izquierda asciende en fuertes lazadas para luego girar a derecha y llevarnos paralelos al barranco pero a algo más de altitud.

Pronto se acerca al barranco y, siguiendo algunas fitas, nos lleva a visitar el Salt de l’Escaleta y otra vez a subir duro por sendero perdedor hasta alcanzar una pared con una antigua escalera hecha de enebro y en un estado delicado. Lo utilizaremos para subir con cuidado y seguir caminando hacia la derecha. Estamos en la cabecera del barranco y podemos disfrutar de unas vistas de escándalo.

El Pas de la Escaleta



Magníficas panorámicas




Seguimos avanzando y cruzamos un barranquillo para ascender un corto tramo. Vemos un magnífico enebro y alcanzamos un collado con una pista que seguimos por la izquierda para ir a buscar un senderillo.

De camino al collado y posando con Lo Cadec (enebro monumental)

 

Echamos mano del GPS para encontrar el punto correcto donde dejaremos la pista para subir a la trocha unos cientos de metros hasta alcanzar el increíble “Pi de les dotze branques”. Se trata de un pino magnífico que mantiene un estupendo porte a pesar de haber sido herido por un rayo.

Señoras y señores, el Pi de les Dotze Branques … ¡espectacular!




Desde el pino nosotros seguimos un buen tramo campo a través para acortar la pista pero recomiendo deshacer el camino hasta alcanzar la pista y seguirla por la izquierda en suave ascenso durante aproximadamente 1,5km. hasta alcanzar un collado en el que vemos una evidente senda que nace a nuestra izquierda.

Subiendo por bonita senda



Seguimos la senda que asciende en cómodas lazadas y que nos permite alcanzar la parte alta del cingle de Sant Jaume. Avanzamos sin problemas por el altiplano dirección NorEste para alcanzar el vértice geodésico de La Puntassa, no sin antes visitar el “Forat de l’Ase”, una cavidad que encontramos a la derecha del camino.

Por el altiplano




Avenc de l’Ase



Tras visitar el avenc y disfrutar de las vistas del vértice geodésico retrocedemos ligeramente para descender campo a través y conectar con una pista al lado de la cual se ubica el “Pí de Pitxi”, otro curioso pino a la sombra del cual hacemos una larga parada para comer y disfrutar del entorno.

La Puntassa



Pi de Pitxi



Al alcanzar la pista hemos conectado con el camino que se utiliza en la romería de Vallibona a Pena-Roja de Tastavins y ya no lo dejaremos hasta finalizar el recorrido. Tenemos marcas de PR y el sendero es muy bueno, así que a partir de ahora no hay que preocuparse la orientación.

Seguiremos un tramo por pista que abandonaremos por senda a la derecha a la vista de las marcas, cruzamos un altiplano y descendemos del Cingle de Sant Jaume por un magnífico camino trabajado en la misma roca, empedrado, delicioso.

Dejamos atrás La Puntassa



Bajando del Cingle de Sant Jaume



Enlazamos con la pista que viene del Mas de Antolino, la cruzamos y dejando atrás un magnífico ejemplar de enebro ascendemos suavemente por buen camino.

Magnífico enebro



Pasamos por la Creu del Llop con una leyenda que explica lo duro de la vida de nuestros antepasados por estos lugares. La dejamos atrás siempre por buen sendero hasta alcanzar una pista.

La Creu del Llop



Magnífico camino




Desde la pista vemos las magníficas Roques del Masmut, unas formaciones espectaculares muy frecuentadas por los escaladores. Sólo queda un monótono tramo de pista hasta alcanzar de nuevo la Bassa de Miquel y retomar la bonita senda que nos deja en la población y al final de este variadísimo recorrido.

Les Roques del Masmut



Acabando …

1 comentario:

  1. Otro espectacular y entretenida ruta disfrutando con buena compañía del líquido elemento q escurriendose, serpenteando y saltando de roca en roca nos deleitó y nos refrescó con su grata presencia. Este principio d año hemos tenido suerte y gracias a las torrenciales aguas caídas x esta zona, hemos podido disfrutar como pez en el agua, d este líquido y necesario tesoro.
    Ángel una vez más te felicito x la estupenda crónica y la buena elección gráfica utilizada.

    ResponderEliminar

Siempre son bien recibidos vuestros comentarios.
Gracias!

Archivo del blog

"Si no se puede hacer cumbre pues te vuelves a casa tran tranquilo. Porque vamos, lo de morirse es una cosa jodida ..."

Carlos Soria