El Port - Estrets Arnes - Roques de Benet - Espina - Carrer Ample - Franqueta

Ficha Técnica


Fecha : 3/10/2015

Recorrido : Estrets d'Arnes, Coll de l'Arenal, Roques de Benet, Coll de Membrado, Coll de Botana, Corralissa de Franxo, Coll del Triado, Bassis Muntanyola, Font Esllevissada, Tejos de les Muntanyoles, Cima de l'Espina, Mas del Marraco, Barranco del Carrer Ample, Fuente de les Bassetes, Área recreativa La Franqueta, Estrets d'Arnes

Distancia : 29,6km

Desnivel positivo :: 1200m aprox.

Tiempo total con paradas : 9h 49min

Valoración : Apabullante y esforzado recorrido por el Parque Natural dels Ports que aúna en un sólo día tres zonas totalmente magníficas de este entorno. Por una parte se contempla la ascensión a les Roques de Benet en forma circular, ascendiendo por una empinada pedrera y con alguna trepada por la cara sur y descendiendo por su vía normal. Se corona la cima de l'Espina y se visita el magnífico Barranco del Carrer Ample para finalizar el recorrido disfrutando de los Estrets d'Arnes. Sencillamente espectacular. Díficultad alta basada en el costoso ascenso por la cara sur a les Roques, teniendo que superar una endiablada pedrera y realizar alguna trepada ligeramente comprometida. También el sendero que transcurre por la Moleta del Savatge (aparte de precioso) es muy aéreo con un precipicio apabullante prácticamente pegado a la senda. El resto sin mayores problemas.

Recursos :  


Punto de Inicio

Iniciaremos el recorrido desde el Párking dels Estrets d'Arnes. Para llegar al párking podemos hacerlo desde Arnes o desde Horta de Sant Joan tomando dirección a Arnés y una vez en la carretera T-333, seguiremos un indicador hacia “Els Ports” desviándonos a la izquierda. Siguiendo el camino asfaltado durante aproximadamente dos km. tomaremos una pista a la derecha en bastante buen estado siguiendo los indicadores hacia "Els Estrets"

Descripción del recorrido

Desde el párking dels Estrets iniciamos nuestro recorrido aún de noche desandando camino por la pista que hemos venido con el coche siguiéndola durante aproximadamente 1,8km para encontrar un desvío a la derecha que nos permite ascender por buen camino hasta el Coll de l’Arenal. Desde el collado tenemos la primera vista de las Roques de Benet (en adelante “Les Roques”), espectaculares desde cualquier punto que se observen.

Silueta de “Les Roques”



Seguimos fitas que nos permiten descender cómodamente hasta un camino asfaltado (Camino de La Franqueta) que cruzamos para tomar una pista que asciende claramente hacia “Les Roques”. La seguimos asombrándonos de los tremendos paredones que nos encontramos.

Ascendiendo por la pista, conviene detenerse para disfrutar del paisaje



Esta pista, aparte de empezar a obsequiarnos de una fabulosa visión del entorno, nos permite rodear la mole de “Les Roques” para atacar la ascensión por la cara Este.

Paredones de escándalo




Habiendo dado el oportuno rodeo estaremos atentos a un senderillo que se inicia a la derecha de la pista. Es un caminillo que muestra el carácter agreste desde el primer momento, asciende sin dar tregua en cortas lazadas directo a una empinadísima pedrera que hay que superar con esfuerzo.

Ascendiendo hacia Les Roques



Tras superar la pedrera alcanzamos una “foradada” que visitamos antes de proseguir subiendo apoyando manos en alguna ocasión.

La Foradada




Las vistas desde la Foradada son simplemente espectaculares



Las fitas nos dejan ante una pared de unos dos-tres metros que hay que superar mediante una corta trepada que resulta más impresionante que difícil, dado el tremendo patio que presenta en su parte izquierda.

La salida de la trepada



Nos movemos por terreno vertical



Superada esta dificultad sólo queda seguir ascendiendo atentos a las escasas fitas que iremos encontrando y que acabarán dejándonos en el pequeño vallecillo que se encuentra en la parte interna de “Les Roques”.

Ahí estamos, merece la pena el esfuerzo




Seguimos ascendiendo por camino fácil, aunque exigente, hasta coronar la cima de tan fabulosa formación. Disfrutamos de las magníficas panorámicas y emprendemos el descenso en búsqueda de la canal habitual de subida, ubicada en la cara Oeste.

Coronaremos la cima ascendiendo por esta zona



Imposible no mirar atrás y ver por donde venimos



Otra más …



Y ahí estamos, sí foto, sí cima



Un vistazo a Horta de Sant Joan y la montaña de Santa Bárbara



La canal no es difícil de encontrar, aunque para bajarla conviene asegurar bien los pasos para no pegarse algún culazo. Una vez superada la canal, el camino habitual desciende a la derecha, nosotros remontaremos por la izquierda por un senderillo que asciende de forma decidida.

La canal de bajada




El senderillo alcanza un collado y nos lleva por un bosque de pinos, es un entorno bucólico pero no hay que descuidarse. A nuestra izquierda tenemos un precipicio de altura considerable, mejor no resbalar.

Justo por el borde de ese precipicio transcurre el sendero, caminar con precaución es más que aconsejable



Pronto dejamos atrás el precipicio mientras rodeamos la “Moleta del Salvatge” y alcanzamos el “Coll de Membrado” donde coincidimos con una pista que cruzamos para seguir por un magnífico sendero preñado de vegetación y totalmente arbolado que nos permite ascender suavemente hasta el Coll de Botana.

El camino nos ofrece otras estampas de “Les Roques”



Disfrutamos del magnífico camino



Desde el Coll de Botana divisamos los restos de un antiguo corral “Corralissa de Franxo” y avanzamos dirección sur para alcanzar el “Portell de Botana”, eso sí, mediante otra esforzada senda que nos hace ganar buena altitud en corta distancia.

La Corralissa de Franxo



Desde el Portell caminamos con más comodidad hasta alcanzar una pista que sube del Área recreativa de La Franqueta. Seguimos la Pista por la izquierda (Este) hasta que esta acaba en els “Bassis de les Muntanyoles”.

Estamos en un entorno magnífico, puro Port, de altivas paredes e intensa vegetación. La pista que seguíamos muere en un barranquillo por el que ascendemos para visitar la “Font de l’Esllevissada” y unos magníficos ejemplares de Tejo.

Font de l’Esllevissada



Tejos



El ascenso es continuado, primero con fuerte pendiente, y a medida que ganamos altitud se va suavizando. Vamos a coronar la cima de l’Espina y para ello atravesamos un bosquecillo de ensueño, con mucha humedad y rincones paradisíacos.

Atrás, les Muntanyoles



El bosquecillo termina en una fácil cresta que ventilamos rápidamente para apoderarnos del vértice y realizar las fotografías correspondientes.

La pequeña cresta que da acceso a l’Espina



Les Roques desde la cima de l’Espina



Ahí estamos, l’Espina, sí foto sí cima



Desde la cima descendemos (Este) por un senderillo que acaba conectando con el GR7 que seguiremos por la derecha (sur) pasando por lugares emblemáticos como el “Coll d’Alfara” y el “Mas de Marraco”.

Mas de Marraco y sus antiguos campos de cultivo



Seguimos aún el GR7 dejando atrás los antiguos campos de cultivo de la masía y alcanzando una llanura donde el GR sigue por la izquierda y nosotros lo abandonaremos recto para adentrarnos en otro punto salvaje y espectacular del recorrido, el “Barranc del Carrer Ample”.

Barranc del Carrer Ample






Magnífico acebo en medio del barranco



Este barranco es de visita obligada, las fascinantes formaciones rocosas nos embelesarán, aunque depende del nivel de cansancio se puede hacer pesado el último tramo pedregoso e incómodo.

Font de Les Bassetes



De un modo u otro descenderemos, ahora por senda, ahora por el mismo lecho del barranco hasta alcanzar una antigua marmolera que ya forma parte del entorno del Área Recreativa de la Franqueta. Allí podremos cargar agua y descansar un rato del descenso en un paraje realmente magnífico.

Área recreativa de La Franqueta



Sólo nos quedan unos cinco km. muy cómodos, prácticamente llaneando hasta alcanzar el final del recorrido. Para ello desde la Franqueta tomaremos el “Camí dels Estrets” que va continuamente siguiendo el riachuelo. Lo hacemos a buen ritmo, aunque disfrutando todavía de los apabullantes paredones rocosos que rodean els Estrets, otro zona digna de visitar.

El sendero que nos queda es para disfrutar, sin más, caminar y sentir




Acabando por la zona de “Els Estrets”



Finalmente acabamos esta ruta cansados, saciados y con ganas de repetirla. El Port nunca nos defrauda.

3 comentarios:

  1. Una pasada de ruta. Nosotros tenemos pendientes las Rocas de Benet pero no creo que nos atrevamos con un track tan largo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que el recorrido completo merece el esfuerzo!

      Eliminar

Siempre son bien recibidos vuestros comentarios.
Gracias!

Archivo del blog

"Si no se puede hacer cumbre pues te vuelves a casa tran tranquilo. Porque vamos, lo de morirse es una cosa jodida ..."

Carlos Soria