Descubriendo el Montsant, senderismo en estado puro (II)

En la anterior entrada empezamos a describir las posibilidades del parque natural del Montsant, concretamente el recorrido entre La Morera del Montsant y el entorno del Toll de l’Ou. Aquí continua la narración de lo que encontraremos en los siguientes 15km de recorrido hasta regresar a La Morera.

Dejamos el Toll de l'ou, cargado de agua

Habiendo visitado el Toll de l’Ou, remontaremos la senda que nos llevó hasta él para encontrar el cruce que habíamos descartado, tomándolo esta vez sí, hacia nuestra derecha.

Vamos ganando altura por una bonita senda, dejando abajo y siempre a nuestra derecha el Barranc dels Pèligs. A nuestra izquierda, y rodeándola, la Punta de la Junça.

Vamos subiendo por una senda preciosa

En algo más de un kilómetro enlazamos con una senda que seguiremos por nuestra derecha, estamos en el PR-C 14 el Camí de la Pleta.

Vamos por el PR y la senda sigue siendo estupenda

 

Avanzaremos aún subiendo un corto tramo para llegar a un collado desde el que divisamos al otro lado del barranco la espectacular formación rocosa de Els Ventadors. Pudimos observar unos avezados senderistas que iban ascendiendo por aquella zona, con evidentes dificultades dado el viento que soplaba en esos momentos.

Panorámicas sobre Els Ventadors

Senderistas ascendiendo

Desde el collado veremos algunas diseminadas fitas que nos invitan a descender hacia el Oeste para encarrilarnos de nuevo a una senda bien definida. Nos espera un tramo de unos 2km por una senda increíblemente bella, de las más fabulosamente verdes, emboscadas y cargadas de vegetación de las que hemos podido disfrutar.

Puro disfrute

Por el camino encontraremos algún paso comprometido que deberemos atravesar con las precauciones pertinentes. No debemos confiarnos por la belleza del lugar, ya que las verticales paredes del barranco están muy cerca de la senda y un mal paso podía acarrear desagradables consecuencias.

El barranco donde se ubica el Clot de l’Ou queda muy abajo ya

Vamos andando por una faja en la ladera de la montaña

Prestar especial atención a algunos pasos comprometidos

En el discurrir del camino encontraremos la Fuente de la Pleta, en un bonito rincón repleto de arces y otras especies arbóreas que confieren al paraje magníficas estampas.

La Fuente de la pleta

Visitada la fuente proseguimos nuestro camino que por fin rodea la alta mole que venimos bordeando desde que enlazamos con el PR y se encara al Barranco del Vidalbar.

Avanzaremos sin dudas orientativas por  senda que transcurre por el margen del barranco. Al fondo podemos divisar el collado al que nos dirigimos, pero aún falta mucho para llegar hasta allí.

La senda es clara y va descendiendo para cruzar el barranco

Mientras vamos ganando camino, encontraremos a nuestra izquierda un pequeño refugio de pastores y un poco más adelante un impresionante derrumbe de rocas formando un caos estupendo, magnífico y exuberante dado el considerable tamaño de las mismas.

Vemos un refugio de pastores

Especial mención debe concederse a la tremenda roca en forma de cubo que descansa en el lecho del barranco conocida como La Roca del Colom y también la que corona la ladera del derrumbe que recibe el nombre de La Bitlla.

Ese pedazo de cubo es la Roca del Colom

Es enorme

De aquí habrá caído

La Bitlla

Cerca de la roca del colom cruzaremos el barranco siguiendo siempre la senda para encontrarnos con otra bonita sorpresa, la Fuente de Canaletes, de la que manaba un agradable y fresco chorro de agua.

Encontramos un poste que seguimos hacia La Pleta

Seguimos un pequeño tramo de preciosa senda

Y encontramos la fuente de La Pleta

Foto para el recuerdo y a seguir

Ascendemos un poco más y encontramos un poste indicador que seguiremos hacia nuestra izquierda, abandonando el PR-C 14 que retomaremos más adelante.

Otra subidita, para variar …

Y encontramos otro poste

De nuevo nos adentramos en una senda increíble, completamente rodeada de vegetación, que va remontando el barranco en considerable desnivel ascendente.

En el transcurso del ascenso podremos observar algunos tejos, numerados, que cada vez se irán incrementando en cantidad y tamaño encontrando algunos realmente magníficos.

Otra vez, senda fantástica y verde, verde

Vamos encontrando tejos

Cada vez de mayor porte y envergadura

Aunque llegados a un colladito aparecerá la visión de un tejo monumental que hará que olvidemos al resto de tejos que hemos visto durante la subida. Un magnífico árbol de gran envergadura que nos fascinará.

Tejo monumental

Convenientemente fotografiado tan anciano ejemplar proseguimos por la senda unos pocos cientos de metros para encontrar un cruce, lo seguiremos primero por la izquierda para visita la Cueva del Soronelles y posteriormente regresaremos a este cruce para continuar recto.

La Cueva del Soronelles es otra estupenda visión de este bellísimo entorno que no deja de sorprendernos. Una amplia cavidad de gran envergadura que esconde una fuente en su interior. De visita obligada.

La Cueva del Soronelles

La Fuente que alberga en su interior

Volviendo al camino continuaremos recto y, sin desviarnos, empezaremos a andar por el lecho pedregoso del barranco del Vidalbar estando atentos porque a poco más de 1km desde la cueva encontraremos un poste indicador a nuestra derecha que deberemos seguir en dirección al Piló del Senyalets, nuestro próximo destino.

Estamos en el barranco del Vidalbar

Y nos desviamos a la vista de un poste indicador

Debemos ir olvidándonos de la frondosa vegetación que nos ha rodeado en los últimos kilómetros ya que vamos a ascender de nuevo hasta la Serra Major y en esta parte está igual de pelada que por donde subimos desde el Grau de Barrots.

Los poco más de 600 metros que separan el poste indicador del Piló del Senyalets son realmente empinados y algo confusos ya que no hay un camino demasiado evidente. Aunque no tendremos mayor problema si nos limitamos a seguir las fitas de piedras que encontramos y que Jose se encargó de ir reforzando mientras yo me contentaba con resoplar en la dura subida.

Vamos ganando altura, dejando a nuestros pies el barranco

Enlazaremos con una senda que, a vistas del vértice geodésico que corona el Piló del Senyalets, seguiremos en dirección inequívoca.

Ya vemos el vértice

La foto de rigor, otro vértice más y van …

En el vértice encontraremos más indicaciones. Nosotros hacia la derecha, hacia el Pí del Cugat. Uno de los pocos árboles que sobreviven en esta agreste sierra y que encontramos casi 1km después de abandonar el Piló del Senyalets.

Poste indicador, nos vamos hacia Sanfores

El Pí del Cugat

Aquí veremos un poste con indicaciones hacia el Clot del Cirer. Vamos a visitarlo descendiendo de forma clara por un ancho camino que desemboca en el vergel que conforma el Clot del Cirer.

Bajando hacia el Clot del Cirer

Estamos ante una magnífica estampa, un oasis de agua, verdor y frescor rodeado de las áridas tierras de la Serra Major. Bajamos hasta el para descubrir una agradable fuente y un delicioso prado verde que invita a quedarse a comer, cosa que hicimos.

El Clot del Cirer, un remanso de paz y tranquilidad

¡Esto es vida!

Tras reponer fuerzas, una pequeña siesta y algún remojón de pies retomamos el camino descendiendo unos pocos metros en dirección Norte – NorOeste para encontrar de nuevo el PR-C 14 que seguiremos por nuestra izquierda.

Subiendo hacia la Serra Major

Ascendemos de nuevo hasta alcanzar otra vez el collado en la Serra Major, a unos cientos de metros del Pí del Cugat. Justo en el collado encontramos unas fitas que debemos seguir, invitándonos a avanzar en claro descenso hacia el Sur, abandonando el camino más definido que continúa por el Oeste llaneando.

Desde el collado hay buenas vistas de la Sierra de Llaberia

Y apurando el zoom y el contraste podemos ver las moles pirenaicas

De este modo nos mantenemos en el PR-C14 que nos acompañará el resto del camino. Hemos decidido regresar a La Morera bajando por el Grau de Salfores, otro empinado paso que nos obsequiará con vistas vertiginosas y aéreas sendas.

Pero antes de esto iremos descendiendo entre un bonito bosque de pinos y carrascas para, tras atravesar el Barranco de la Cova del Miró, asomarnos a un impresionante collado con una visión que nos dejará boquiabiertos.

Vamos avanzando hacia el collado

Estamos ante el Racó de missa, punto de encuentro para escaladores. Las verticales paredes y la amplia visión del macizo que tenemos ante nuestros ojos hace que nos deleitemos y nos detengamos un buen rato observando el paraje y a un par de escaladores que practicaban por la zona. ¡Realmente espectacular!

El Racó de missa y vistas de la zona

Seguiremos por la senda, bastante aérea, en dirección al Grau de Salfores. Pasaremos algún tramo asegurado con cable para darnos cierta confianza y encararemos la bajada por el Grau de Salfores que no presenta otra dificultad salvo lo empinado del camino.

Hacia el Grau de Salfores

Sin llegar a tener que usar las manos, conviene asegurar bien los pasos ya que la verticalidad de la bajada requiere cierta prudencia.

Por el grau de Salfores

Por ahí hemos bajado

Superada la bajada, el camino se suaviza y se ensancha poco a poco hasta convertirse en pista.

Pronto se divisa el pueblo al que llegaremos en un par de kilómetros más, ahora ya por camino llano y a buen ritmo.

Últimos kilómetros llegando al pueblo

La Morera de Montsant, punto final de este fabuloso recorrido

Sinceramente, esta excursión nos ha dejado muy buenas impresiones de un  entorno que desconocíamos y que, a buen seguro, volveremos a visitar.

Aún nos quedan muchas vías para probar en este macizo

RECURSOS Y OTROS DATOS

-Perfil de altitudes

-Mapa del recorrido

-Todas las fotos en diapositivas

7 comentarios:

  1. Por fin la segunda parte... ¿quien dijo que las segundas partes no eran buenas?

    Recomiendo al 200% esta ruta, es un verdadero espectáculo para los sentidos.

    Saludos y B.R.A.T.

    ResponderEliminar
  2. Si señor, la primera fue muy buena, pero con la segunda os habéis superado!! Enhorabuena!!!
    ah!! y lo dicho, me la apuntoooo i ademàs te robo la foto donde salimos!!
    Muy buena crónica!

    ResponderEliminar
  3. Que pasada de fotos!! una ruta impresionante!!!

    la verdad es que esta zona enamora!!!

    ahhh yo tambien estoy en la foto de los senderistas "dels ventadors" jejejee (la hermana del Enric)

    que por cierto con el vertigo que tengo lo pasé muy mal!!!

    felicidades por el bloc!!!!! me gustan vuestras rutas aunque ya son de un grado alto!!

    ResponderEliminar
  4. Quedan menos de 15 días...

    El día P, está cerca...

    ResponderEliminar
  5. hola chicos .. Daros las gracias por vuestras publicaciones y comentaros y que este fin de semana iremos a hacer la ruta completa( a ver si somos capaces!!!).
    lo intentamos un dia que hacia mal tiempo y entre el gps que se volvio loco, que comenzamos tarde y que hacia un tiempo de perros ,,, pues nos propusimos volver a hacerla entera.
    pues el lunes os envio un comentario de como ha ido !!!

    ResponderEliminar
  6. Genial! Es una ruta estupenda, seguro que disfrutaréis.

    ResponderEliminar

Siempre son bien recibidos vuestros comentarios.
Gracias!

Archivo del blog

"Si no se puede hacer cumbre pues te vuelves a casa tran tranquilo. Porque vamos, lo de morirse es una cosa jodida ..."

Carlos Soria