PuigSacalm por los Ganchos Nous y Serra de Llancers desde Joanetes

Ficha Técnica


Fecha : 16/11/2014

Recorrido : Joanetes - Puig del Soi - Ganxos Nous - Canal Fosca - Puig Corneli - Coll de Santa Magdalena - Puig dels Llops - Puigsacalm - Puig de les Cibaderes - Puig Tossell Gros - Roca del Corb - Collada de Bracons - Collet de la Grevolosa - Pla de la Grevolosa - Coll de Llancers - Enlace GR2 - Joanetes

Distancia : 18km

Desnivel positivo :: 1467m

Tiempo total con paradas :: 10h 12min 

Valoración :Ruta otoñal por excelencia en la zona de La Garrocha que asciende al Puigsacalm, punto más alto de la Cordillera Transversal. Abundantes bosques de hayas nos deleitarán durante todo el camino excepto en la subida inicial por els Ganchos Nous que no hacen falta ya que la verticalidad y el subidón de adrenalina al encaramarse por los empinados riscos serán más que suficientes. Un recorrido simplemente espectacular, en otoño imprescindible.

Recursos :  


Introducción y Punto de Inicio

Tras el tute que nos dimos ayer con Carles , la posterior cena y algunas copas en su casa (gracias por la hospitalidad Carles) nos armamos de valor y ponemos el despertador temprano para dirigirnos hacia Joanetes, pequeño reducto de población a escasa media hora de Vic, en plena Garrocha.

El amiguete Carles, que ya conoce la zona, se queda durmiendo mientras nosotros llegamos con las primeras luces del día a Joanetes.

La jornada de hoy tiene un arranque explosivo. Unos mil metros positivos en cinco quilómetros, ahí es nada. Y más tal y como tenemos el cuerpo, habiendo cenado (y bebido) demasiado y durmiendo poco más de cuatro horas … pero las ganas siempre pueden más que la pereza.

Además el banquete estaba servido, una toma de contacto con las verticales paredes de la Sierra de Puigsacalm, un ascenso vertiginoso por los “Ganchos Nous” y la “Canal Fosca” y un posterior caminar por diversos bosques a cada cual más magnífico que el anterior … puedo decir que pronto nos recuperamos y tuvimos un día de auténtico disfrute.

Alcanzar el punto de inicio supone desplazarse a la población de Joanetes, en la Vall d’en Bas.



Descripción del Recorrido

Aparcamos en la parte alta del pueblo (604m) y salimos del coche para recibir un golpe de aire frío que, con el mal cuerpo que llevamos, nos deja tiritando.

Nada, nada. Lo mejor es empezar a moverse. Pero claro, si das dos pasos y ya estás tocando las rodillas con la nariz de la pendiente que te encuentras … pues conviene tomárselo con calma.

Eso sí, calentarse uno se calienta rápido. Enseguida vemos los verticales muros que nos separan de la parte alta de la sierra. Así que vamos ascendiendo entre encinas por un caminillo sin contemplaciones, a la directa y con altos y repetidos escalones de roca que nos hacen rechinar las rodillas.

Tras aligerar de ropa y recolocar el cuerpo una vez entrados en calor avanzamos con más energía hasta alcanzar el Puig del Soi (1024m), un pequeño rellano que permite tomarse un descanso para afrontar la verticalidad que nos espera.

Los murallones desde el Puig del Soi



Un corto pero tremendamente empinado senderillo nos deja a los pies de la Canal Fosca por la que deberemos ascender. Ahí se ubican los Ganchos Nous, una especie de mini ferrata que permite progresar sin complicaciones por la canal. A pesar de que hay algún paso un poco comprometido, al estar dentro de la canal no hay sensación de vértigo en ningún momento, no estoy diciendo que sea fácil … cada cual debe valorar su nivel en estos casos.

Aquí no hay tregua …



Un vistazo a la Vall d’En Bas



El inicio dels Ganchos Nous



El paso más aéreo de los ganchos





Sin prisa pero sin pausa ascendemos la canal. Alcanzamos un pequeño collado que seguimos por la izquierda ayudados por un par de clavijas metálicas y que nos dejan ya en un collado más evidente en el que se abren las vistas hacia Pirineos. Tenemos un día claro y nos quedamos con la boca abierta ante tanta majestuosidad.

Seguimos en la canal ayudados de los hierros y las raíces



Alcanzando el collado al salir de la Canal Fosca



La ermita de Santa Magdalena y al fondo Pirineos




Desde el collado vemos claramente la pequeña cima del Puig Corneli coronada por un piolet metálico. Nos dirigimos a ella para las fotos de rigor y desandamos un corto trecho para rodear esta cima por la izquierda en el sentido de la marcha.

El Puig Corneli




Vamos por un cómodo senderillo que desciende suavemente hasta alcanzar el Coll de Santa Magdalena. Enfrente tenemos la vertical pared Este del Puig dels Llops. Empezamos a rodearnos de magníficas hayas con colores puramente otoñales que nos embelesan.

Los farallones rocosos del Puig dels Llops


En el Coll de Santa Magdalena tenemos una bifurcación de caminos. Ambos llevan al Puigsacalm pero nosotros tomaremos el camino de la derecha que nos permitirá coronar el Puig dels Llops.

Estamos en un senderillo estrecho que sube en apretadas zetas. El suelo está totalmente alfombrado y los árboles han adquirido esos tonos que veníamos buscando. Las cámaras sacan humo en una ruta que hemos pasado a denominar la ruta del “Ey tío” … “Ey tío, mira esos colores” “Ey tío, mira qué senda” “Ey tío, mira ese musgo” “Ey tío, para un momento y gírate …” “Ey tío, ¿has visto los Pirineos?” … para disfrutar, pero a base de bien.

De camino al Puig dels Llops



El ascenso al Puig dels Llops presenta también una pendiente considerable pero sabemos que una vez arriba los grandes desniveles habrán acabado. Así que sin problemas orientativos alcanzamos un colladete desde el que ya vemos la cima . Dejamos las mochilas y en un minuto coronamos el Puig dels Llops y disfrutamos de unas apabullantes panorámicas de la Vall d’En Bas.

El brazo rocoso que nos separa del Puig dels Llops


El Puig dels Llops


Un vistazo al cordal que tenemos por delante hasta el Puigsacalm



Desandamos nuestros pasos y tras volver a cargar con las mochilas nos dirigimos en un cómodo paseo hacia el Puigsacalm. Es cuestión de quince minutos en un terreno llano de frondosos bosques alcanzar la concurrida cima y coronar su vértice geodésico.

En el Puigsacalm



Paradita, fotos de rigor y proseguimos la marcha. Nuestro próximo destino es la Collada de Bracons, punto desde donde vienen la mayoría de senderistas que están en la cima del Puigsacalm.

Siguiendo la carretera al fondo se aprecia la Collada de Bracons que separa las dos sierras



Empezamos a descender cómodamente hasta alcanzar una bifurcación en la que dejamos el camino “oficial” que va desde la Collada de Bracons al Puigsacalm. Vamos a ir por un senderillo mucho menos transitado que nos permitirá coronar Puig del Tossell Gros, primero por senda cómoda y en dura y esforzada pendiente en los últimos metros.

Descendiendo del Puigsacalm con unas vistas de escándalo



Las estampas otoñales se suceden





Puig del Tossell Gros



En la cima encontramos un par de senderistas que han subido por donde nos disponemos a bajar. Nos miran con cara de marcianos … comentan que la subida es muy dura, pero la bajada … no la recomiendan. Claro que ya que estamos aquí, para qué retroceder. ¡Para abajo!

No hay pérdida. Sólo hay un senderillo, si se le puede llamar así, que desciende de forma endiablada. La mitad lo hicimos con el culo al suelo y con mucho, mucho cuidado. Desde luego no volvería a bajar por ahí.

Bajando a la Collada de Bracons



A pesar de la sarta de maldiciones que soltamos bajando pronto nos cambió el humor. Conectamos con el camino cómodo que llega a la Collada de Bracons, cruzamos la carreterilla y nos adentramos en la zona de la Grevolosa. Un bosque de hayas magnífico.

No nos adentramos tanto como hubiera sido deseable ya que aún nos quedaba un buen tramo por delante así que nos desviamos siguiendo las marcas y ganamos altitud entre altas hayas adentrándonos en la Sierra de Llancers.

Paisajes otoñales en la Grevolosa y en la Sierra de Llancers



Vamos a cruzarla de extremo a extremo en una travesía muy cómoda y por una senda de ensueño. Son unos 5km siempre por bosque hasta que alcanzamos una zona abierta conocida como Los Rasos de Pibernat.

Espectaculares bosques


En la travesía por la sierra disfrutaremos de amplimos miradores hacia el Puigsacalm



Enlazamos con el sendero GR2 y siempre por buen camino avanzamos en dirección a Joanetes ya con ganas de acabar. Acusamos el esfuerzo de los dos días.

Seguimos disfrutando del bosque



Llegamos a campo abierto, última foto y del tirón hasta el coche



Tenemos señales y postes indicadores suficientes para abandonar en un cruce el GR2 y seguir las claras indicaciones hacia Joanetes que alcanzamos sin complicaciones dando por finalizado este fin de semana puramente otoñal.

Más información de la zona

- La Garrocha (Garrotxa)
- Ascensión fácil al Puigsacalm
- Puigsacalm en Mendikat
- Serra de Llancers

1 comentario:

  1. Guuau Angel que pasada de entorno espectacular con esos colores otoñales.
    Y ese ascenso por las cadenas tiene que ser divertidisimo.
    Y duro, lastima que me pille tan tan lejos pero queda apuntada de todos modos.
    Saludos

    ResponderEliminar

Siempre son bien recibidos vuestros comentarios.
Gracias!

Archivo del blog

"Si no se puede hacer cumbre pues te vuelves a casa tran tranquilo. Porque vamos, lo de morirse es una cosa jodida ..."

Carlos Soria