Pirineos–Queralbs–Coma de Vaca–Pic Bastiments-Pic Freser-Pic Infern

Ficha Técnica


Fecha : 15/07/2016

Recorrido : Pont Daió - Salt del Grill - Camí de les Marrades - Refugio Coma de Vaca - Vivac (refugio de pastores) - Coll de la Marrana - Pico Bastiments - Pico Freser - Pico de l'Infern - Pico dels Gorgs - Picos inferior y superior de la vaca - Collado Carança - Collado Nou Creus - Santuario de Nuria

Distancia : 24,6km

Desnivel positivo :: 2218m aprox.

Tiempo total con paradas : 21h 20min incluyendo 8h de vivac

Valoración :Fabuloso recorrido de gran exigencia física que nos dejará embelesados. La primera parte hasta donde hacemos noche es un buen sendero que muestra especial dureza en la zona conocida como "Les Marrades". Llegar a Coma de Vaca al atardecer es algo especial, espectacular. La segunda parte del recorrido de fuerte ascenso hasta el Coll de la Marrana siempre con el Bastiments dominando el panorama tampoco desmerece. A continuación coronar la cima del Bastiments y realizar el posterior cresteo hacia el Freser y el Infern no resultará difícil si estamos acostumbrados a terrenos pedregosos que requieran alguna trepada/destrepada. Subir al Bastiments se hace con las manos en los bolsillos, el resto de cresta hay que ir con un poco más de cuidado. La travesía desde que abandonamos los picos hasta el Santuario de Nuria ya no presenta ninguna dificultad más que disfrutar del apabullante panorama.

Recursos :  


Punto de Inicio

Para realizar esta travesía nos desplazaremos hasta la población de Queralbs, un poco antes de llegar al pueblo una pequeña pista asfaltada a la derecha con indicaciones hacia “Central de Daió” nos permitirá alcanzar la central eléctrica donde en un pequeño párking (deben entrar entre 10 y 15 coches máximo) podremos aparcar. También se puede dejar el coche en la misma población de Queralbs y bajar andando.


Descripción del recorrido

Un año más toca una escapadita corta antes de afrontar la travesía de varios días que solemos realizar por Pirineos. En esta ocasión nos decidimos por las encantadoras montañas que rodean la Vall de Nuria, vamos a coronar varias cimas empezando por el Bastiments y, para ello, dividiremos el recorrido en una jornada y media.

Llegamos el viernes sobre las cinco de la tarde a la central de Daió con fuerte calor y con muchas ganas. Llevamos buena carga en la mochila entre los sacos, la cena y la comida para todo el día siguiente. Además del hornillo para darnos una buena cena que, a buen seguro, nos ganaremos en el duro ascenso a Coma de Vaca.

Empezamos a caminar a la vista de las paletas indicadoras hacia el refugio por un camino clarísimo y muy pisado.

Por camino cómodo y fácil al principio



Se empieza con suavidad, aunque pronto el terreno muestra su carácter claramente pirenáico haciéndonos ganar alturas a marchas forzadas. No en balde tenemos que superar 1800 metros del tirón hasta coronar el Bastiments … menos mal que nos quedaremos a dormir un buen trecho antes.

De momento tenemos unos 1000 metros positivos que vamos ventilando sin demasiada prisa mientras nos acostumbramos al peso de las mochilas y empezamos a disfrutar de las fabulosas panorámicas que nos ofrece la zona.

Pasamos por el Salt del Grill que apenas lleva agua



El sendero atraviesa parajes de ensueño






Se aprecia claramente el laborioso trabajo que realizaron para conducir el agua en el murallón rocoso que tenemos enfrente a medida que ganamos altura en apretadísimas zetas en el camino de “Les Marrades”.



Cabe decir que, a pesar del fuerte desnivel, éste se realiza con relativa facilidad gracias al sabio trazado del sendero que busca las curvas del terreno en todo momento en lugar de lanzarse por la vía directa.

Ascendiendo por Les Marrades




Superado el camino de “Les Marrades” la senda da un respiro y la inclinación se suaviza mucho mientras alcanzamos un collado desde el que ya divisamos el refugio Coma de Vaca y el fabuloso prado en el que se ubica. En medio del cual fluye con buen caudal el río Freser que nos acompañará durante un buen rato.

Un vistazo atrás antes del collado



Aquí lo tenemos, la coma de vaca desde el collado a más altitud




Tenemos en el GPS un waypoint que indica la ubicación de la cabaña de pastor donde tenemos que pasar la noche. De este modo descendemos del collado y, sin pasar por el refugio, vamos transcurriendo a media ladera mientras empieza a caer el sol.

Empieza a caer el sol



Cual fue nuestra sorpresa al alcanzar el punto y sólo encontrar piedras y vacas, ningún refugio. Momento de dudas, quizás más adelante encontremos alguna cosa y si no siempre nos queda la posibilidad de retroceder hasta el refugio de Coma de Vaca.

Aquí estaba el supuesto refugio … ni rastro



Seguimos avanzando sin dificultad aunque con cierta preocupación ya que la noche se nos echa encima y está descendiendo la temperatura a marchas forzadas. Llevamos buena iluminación y ropa suficiente pero no apetece demasiado pasar la noche al raso.

Tras unos veinte minutos de avance y entre la semioscuridad Jose cree haber divisado el refugio de pastores. Sin pensárselo un minuto cruza el río para ir a comprobarlo y ¡Eureka!. Nos dirigimos hacia allí acertando plenamente. Una bonita construcción de piedra en seco con la puerta muy estrecha que nos permitirá cobijarnos del frío.

Por fin, ya de noche y bien abrigados alcanzamos nuestro hotelito



Nos acomodamos con las esterillas y los sacos y damos buena cuenta de una cena calentita que nos reconforta. Con las mochilas tapando la estrecha puerta y bien pertrechados en los sacos acabamos pasando una buena noche.

¡De lujo!, luego cubrimos la puertecita con las mochilas y a dormir



Hacia las 5:30 de la madrugada el despertador nos levanta. Hace mucho frío por lo que esperaremos a desayunar dentro de un rato, cuando estemos al sol. Nos abrigamos adecuadamente, recogemos los bártulos e iniciamos la travesía dirección norte por la Coma del Freser, un largo prado herboso que vamos remontando sin ninguna dificultad. Una vistazo al termómetro del reloj nos indica algo menos de 5º … mala noche hubiéramos pasado al raso.

Menudo fresquito para mediados de Julio



Vemos enfrente y muy arriba todavía la imponente mole del Bastiments. Primero tendremos que dejar a nuestra izquierda el río Freser para empezar a remontar muy fuerte y directos por una pendiente herbosa con marcas de GR hasta alcanzar entre resoplidos el Coll de la Marrana. Recordar cargar de agua antes de abandonar el río, no habrá otra oportunidad en lo que queda de recorrido.

El Freser baja cargado



El Bastiments hace su aparición como telón de fondo



Cargamos de agua que por arriba estará todo seco



Vamos a dejar el río a la izquierda y empezaremos a subir



La subidita se las trae … tira por lo directo y decidimos fabricarnos las zetas



Alcanzamos el Coll de la Marrana donde vemos algunos excursionistas que han subido sin apenas esfuerzo desde la parte de la estación de esquí Wallter 2000. Por fin nos da el sol y decidimos pararnos a desayunar. De nuevo el hornillo hace aparición mientras calentamos agua para tomarnos unos buenos cafés y chocolates calentitos ante la clara envidia de los caminantes que pararon a saludar.

Un vistazo al Gra de Fajol mientras dejamos atrás el Coll de la Marrana



Desde el Coll de la Marrana seguimos el pisado camino y el río de gente para, en esforzado ascenso y ante la curiosidad del personal por nuestros mochilones de travesía, alcanzar la antecima del Bastiments sin ningún paso técnico ni dificultoso.

Enfrente el Bastiments, subida fácil pero de dura pendiente



Un vistazo atrás en pleno ascenso




Ahí lo tenemos, la cruz que marca la antecima del Bastiments



Desde la cruz que marca la antecima una corta travesía por la ancha y pedregosa loma cimera nos permitirá alcanzar el vértice geodésico y un piolet metálico que forman la cima del Bastiments.

La cima a tiro …



¡Conseguido! Cima del Bastiments … 1800 metros más arriba de donde hemos aparcado




A partir de ahora un par de horas de terreno pedregoso y de costoso avance. Mucha piedra suelta es lo que encontraremos mientras encaramos la cresta que tenemos enfrente. Primero en fuerte descenso desde el Bastiments para posteriormente encarar la esforzada subida al Pico Freser, corta pero tremendamente empinada y con altos escalones rocosos que superar.

Un vistazo a la cresta que tenemos por delante con el Pico Freser en primer término



Collades de les comes de Malinfern, atrás el Bastiments



En esta fotografía se aprecia la cresta de descenso del Bastiments



La subida al Freser está endiabladamente empinada superando un escalón rocoso tras otro




Otro más, el Pico Freser a la saca



Desde esta privilegiada ubicación tenemos unas panorámicas de escándalo que nos acompañarán durante un buen rato. Nos fijamos en el Pico de l’Infern (próximo objetivo) y la estrecha cresta que nos separa. Es quizás el punto más delicado que, sin llegar a ser difícil, hay que superar con cierta precaución. Hay suficientes agarres y roca sólida que nos da seguridad.

Un vistazo al Pico de l’Infern (derecha), próximo objetivo



Una corta cresta que es el paso más delicado



Que se supera con una trepada fácil



Tras la cresta alcanzamos un senderillo que en pocos metros nos deja en el collado previo a la cima del Pico de l’Infern. Dejamos las mochilas en el collado ya que es una ascensión corta de ida vuelta y, sin la pesada carga a la espalada, coronamos el pico en un abrir y cerrar de ojos. Fotos de rigor y regresamos al collado para proseguir la ruta.

Alcanzando el collado previo …



Y aquí lo tenemos, el Pico de l’Infern



Un vistazo a la continuidad del recorrido bajando del Pico de l’Infern



Pronto el pico va quedando muy arriba



El sendero es bueno, aunque aún nos queda un paso que tenemos que negociar sin dificultad. Sólo tener precaución de pasarlo por la parte más cercana a la cresta posible, la caída hacia la parte francesa tiene mucho patio. A partir de este punto buena y trillada senda que seguimos sin más problemas.

Aún queda un paso “raro” antes de alcanzar sendas más cómodas



Vistazo atrás, parece peligroso en mojado, ahora sin problemas



Estany blau y Estany negre, mejor no resbalar si no queremos darnos un bañito



Nos acercamos al collado de la cabaña de Tirapits



Un vistazo atrás, el Bastiments al fondo



Espectacular panorámica



Estanys de Carança



Paisaje lunar dirigiéndonos al Coll de Carança



Hemos ido superando diversos collados sin mayores novedades hasta alcanzar el Coll de Carança y, tras dejarlo atrás en una corta per intensa subida, coronar el Pico de la Fossa del Gegant, última cima del día. Desde allí tenemos a tiro de piedra el collado de Nou Creus, punto en el que dejaremos la cresta para descender a tumba abierta hacia el Santuario de Nuria. El sendero que desciende presenta una buena inclinación y mejor firme, por lo que nos lanzamos hacia el fondo del valle sin contemplaciones.

Coronamos el Pico de la Fossa del Gegant



Y ahí tenemos el Coll de Noucreus, punto donde iniciaremos el descenso hacia el Santuario de Núria




Ahora ya, para abajo a toda máquina




Finalmente alcanzamos el Santuario de Nuria demasiado tarde para acabar el recorrido a pie. Preferimos no apurar y tomamos el tren cremallera, que nos deja en Queralbs para posteriormente regresar al coche a pie … al final no sé si ganamos mucho tiempo pero sí que llegamos más descansados.

Alcanzamos el Santuario de Núria, punto final de este apabullante recorrido



Una ruta de 10 totalmente recomendable.

2 comentarios:

  1. Impresionante, Pirineos siempre impresionantes.

    Todavía no conocemos esa zona y esperamos no tardar mucho en aparecer por allí

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Excelente recorrido!!, esta zona permite hacer rutas en las que sumar muchas cimas.

    Un Saludo.

    ResponderEliminar

Siempre son bien recibidos vuestros comentarios.
Gracias!