Alto Maestrazgo : l'Avellá - Salvassoria - La Llacua - Mas Campello - Vértice Fusters - Barranco Fusters

Ficha Técnica


Recorrido : L'Avella - Ermita Salvassoria - Fuente Salvassoria - La Llacua - Mas de Bartolo - Mas El Campello - Barranc de Dins - Vertice Fusters - Pozo Fusters - Barranc Fusters - Fuente Salvassoria - Ermita Salvassoria - L'Avella

Distancia :  29,42km

Desnivel positivo : 1173m Altitud mínima : 724m  Altitud máxima : 1298m

Tiempo total : 8h 19min  /  En Movimiento : 7h 06min

Valoración :  Entretenido recorrido que transcurre entre las cercanías de los términos de Catí, Morella y Ares. Se disfrutan de estupendas panorámicas, se pasa por dos frondosos barrancos, se visita un vértice y además se disfruta de tramos aventureros de avance sin senda. Recomendable.


 
 

Recursos :


Introducción y Punto de Inicio

Hace un tiempo que vi este recorrido circular en el blog de Pablo y viendo las magníficas fotografías y el aspecto del terreno por el que transcurría la ruta me la anoté para realizarla.

Lo cierto es que no defraudó, bellas panorámicas nos esperaban en las zonas altas. Frondosos barrancos y tramos realmente bonitos convirtieron este recorrido en una estupenda jornada senderista.

Al recorrido original le añadimos unos 8 kilómetros ya que ellos salieron de la pedanía de La Llacua y nosotros, por cercanía, preferimos salir desde el santuario de l'Avellá en Catí y de paso conocer parte del camino de la romería Catí - Castellfort. Además lo realizamos en sentido contrario al suyo, guardando el barranco de Fusters para el final.

Conviene saber que tanto la subida por el Barranc de Dins y la bajada por el Barranc de Fusters es sin senda, así que conviene saber orientarse, además de ser aconsejable el uso del GPS porque hay múltiples cruces de pistas.

El punto de inicio es en el santuario de l'Avellá en Catí.

Descripción del Recorrido

A sabiendas que los primeros cuatro kilómetros los repetiríamos al finalizar el recorrido decidimos madrugar y hacer este primer tramo de noche ... como suele ser habitual, vamos ... ninguna novedad en esto, jeje.

Habiendo aparcado en la entrada al santuario de l'Avellá vemos un poste que nos indica "La Llacua", así que lo seguimos por una pista en fuerte descenso. Mi primer pensamiento del día fue "... cómo va a picar esta subida al final de la ruta ...".

Pronto alcanzamos un cruce con poste indicador y continuamos descendiendo durante unos dos kilómetros hasta alcanzar una pista más ancha y otro poste que nos desvía hacia la izquierda por la pista. Estamos en zona de reses bravas y abundantes carteles así lo atestiguan.

Seguimos por la pista para, en una bifurcación continuar por la de la izquierda y en algo más de 4km desde el inicio de ruta alcanzar la ermita de Salvassoria. En esta zona hay una masía-corral que encontramos repleta de vacas con terneros, al estar con los terneros se encontraban muy nerviosas y decidimos dar un pequeño rodeo evitando la pista.

Un poco más adelante encontramos la fuente de la Salvassoria, hasta aquí el tramo coincidente de la ida y la vuelta del recorrido. Continuamos por la pista, ahora ya ascendiendo y atentos a una senda que encontraremos a nuestra izquierda y que debemos tomar.

La primera subida del día por un precioso camino empedrado que con cómodas zetas nos permite ganar altitud y empezar a disfrutar de un estupendo amanecer.

El amanecer nos alcanza por la senda





La Sierra del Montsià recorta el horizonte



Pronto la senda desemboca en una pista que seguimos por la izquierda aún ascendiendo hasta alcanzar un collado desde el que ya se divisa la pedanía de La Llacua.

Ya divisamos La Llacua



Llegamos a La Llacua y la cruzamos por su única calle saliendo por una estrecha carretera durante unos cientos de metros para abandonarla en la primera curva a la izquierda. Nosotros seguiremos recto ascendiendo por una maltrecha pista.

Cruzamos La Llacua



Dejamos la carretera para subir por pista



Pronto llegamos a otra más ancha por la continuamos avanzando sin desvíos hasta alcanzar el Mas de Bartolo que cruzamos para visitar unos espléndidos ejemplares de roble que se ubican en las cercanías.

En las cercanías del Mas de Bartolo



Pasamos por el Mas de Bartolo



Y nos acercamos a visitar los robles (ida y vuelta desde la pista)




Tras la visita es momento de abandonar la pista y avanzar un corto tramo campo a través, se trata de un pequeño atajo para evitar una curva de la pista, avanzando dirección Este.

El Mas de Bartolo va quedando abajo



De nuevo en la pista avanzamos sin desvíos. Estamos a buena altitud y las panorámicas empiezan a ser de fábula. Especialmente bonita la Mola de Ares y el amplísimo valle en el que nos encontramos.

Llegamos a las partes altas y disfrutamos de buenas panorámicas



El Mas de Guimerans y la Moleta Fusters al fondo



Amplias vistas hacia el Mas de Campello



Nos dirigimos hacia el Mas de Campello, claramente visible desde nuestra posición. Además no hay desvíos y es fácil alcanzarlo. Llegamos a él tras unos 14km de recorrido desde el inicio de la ruta.

El Mas de Campello




Atravesamos el Mas de Campello (donde coincidimos con un corto tramo del gr7) y justo después de dejar las casas atrás abandonaremos la pista para virar bruscamente dirección Norte (derecha en el sentido de la marcha).

Estamos en el GR7, pero lo dejamos enseguida



A partir de aquí el avance es sin camino, cómodo y fácil pero sin camino. Hay algún tramo en el que encontraremos restos de sendas y caminillos que hace el ganado en su devenir por la zona. Básicamente avanzaremos en dirección norte descendiendo hasta cruzar el barranco de Guimerans donde encontraremos una senda bastante marcada que seguiremos en claro ascenso.

Descendemos hacia el barranco de Guimerans para cruzarlo




La senda es preciosa y atraviesa una estupenda zona de bosque que acaba desembocando en el barranco del fondo. Aquí se puede optar entre avanzar por el medio del barranco o buscar trazas de sendas por los lados. Nosotros hicimos de todo un poco manteniendo siempre la dirección del barranco ya que hay que alcanzar su cabecera, la tendencia es Norte - Noreste.

Tramos preciosos por la senda




Pasamos por una balsa



Por el barranco del fondo



Alcanzada la cabecera del barranco conectaremos con una pista que seguimos por la derecha hasta alcanzar una más ancha desde la que divisamos claramente y en lo alto el Mas del Muixacre.

Salimos del barranco y se abren espectaculares panorámicas




Nos dirigimos por la pista hasta una portera ubicada a la derecha del camino y cercana a la masía. La atravesamos y vemos la clara silueta de la Moleta Fusters al Sureste de nuestra posición.

Dejamos atrás el Mas del Muixacre



Y avanzamos hacia la Moleta Fusters, ahí delante queda



Avanzamos un tramo por pista para luego desviarnos y afrontar la subida a la moleta por donde nos resulta más cómodo. No tiene ninguna dificultad y se puede subir a la trocha.

Subiendo disfrutamos de una visión privilegiada de Morella





Las antenas del Tossal Gros y las ubicadas en la Vereda del Turmell



Apurando el zoom vemos las antenas del Caro



Llegados a la moleta enseguida divisamos el vértice, punto culminante en altitud de este recorrido, al que nos dirigimos para disfrutar de las vistas y tomarnos un descanso. Llevamos unos 19km y aún nos faltan algo más de diez, así que damos buena cuenta de nuestros víveres para afrontar el resto del recorrido.

Llegando al vértice



¡¡ Otro más !!



Buenas vistas hacia la Mola de Ares y el Peñagolosa



El Turmell, el Tossal Gros y al fondo El Port



Zoom al Tossal Gros y Caro



Desde el vértice vemos una pista un poco más abajo (Este) y nos dirigimos hacia ella para cruzar una portera y abandonar inmediatamente la pista en dirección Sur y descendiendo. A nuestra derecha pronto veremos el barranco Fusters y en la parte alta el Mas dels Fusters.

Tomaremos la masía como referencia y avanzaremos en su dirección hasta alcanzar un murete de piedra que seguiremos. Este murete nos conduce hasta un bonito pozo o Aljub y a un camino empedrado que nos lleva de cabeza al Barranco Fusters.

El Pozo del Mas de Fusters




Arriba queda el Mas de Fusters, nosotros seguimos por el murete



Qué decir del tramo del barranco. Hay que avanzar siempre siguiendo su curso, evitando en algunas ocasiones paredes demasiado altas por la derecha o por la izquierda, según nos vaya resultando cómodo.

Los primeros dos kilómetros por el barranco son auténticamente espectaculares, sin lugar a dudas lo mejor de la ruta. Espectaculares formaciones rocosas, frondosos bosques, pasos estrechos y tramos aventureros es lo que obtenemos.

Por la zona divertida del barranco







Gracias al preciso waypoint de Pablo y a la cantidad de vegetación que delataba su presencia pudimos encontrar la Font de la Canaleta y el abrevadero cercano, muy tapado por las zarzas.

La Font de la Canaleta y abrevadero




Aún queda un tramo precioso



Aunque tras estos dos kilómetros el barranco se domestica bastante y nos quedan otro par de kilómetros tediosos, avanzando por un pedregal cansino que nos desgasta por lo costoso del avance. Conviene ir mirando a los laterales y aprovechar los escasos tramos de senda que encontremos hasta alcanzar el fin del barranco.

Y aquí lo peor, un par de kilómetros de pedregal.



Una vez acaba el barranco nos encontramos de nuevo con la Fuente Salvassoria, ya vista esta mañana. Así que sólo nos queda recorrer los 4km, ya por terreno conocido, hasta el santuario de l'Avellá.

Salimos del barranco y encontramos el oasis de la Fuente Salvassoria




Pasamos por los restos de la ermita de la Salvassoria y volvemos a esquivar a las recelosas vacas que no quieren apartarse de sus terneros.

Llegamos a la ermita de la Salvassoria y estas no están por la labor de dejarnos acercar


La ermita y la masía ubicada a su lado





Por la cómoda pista avanzamos a buen ritmo hasta divisar, en lo alto, el santuario de l'Avellá. Como nota final indicar que, tal y como había imaginado, tras 29 kilómetros de ruta ... los últimos 200m de desnivel de la última subida hasta el santuario picaron, picaron bastante !!!

Al fondo, bajo las antenas está l'Avellá



Ya estamos cerca ...



Jose descansa mientras yo voy llegando ... a tramos ...



Úlima foto con un detalle del arreglado santuario

6 comentarios:

  1. Como no tenía que ser menos tras el madrugón, un espectacular amanecer, adrezado con el precioso y entretenido trazado facilitado por Pablo y pillado por Ángel, con pequeños arreglillos.

    Un ruta que comenzó gris-plomizo para acabar soleda, y una más que ya no nos tienen que contar, gracias a la buena crónica de Ángel y su buena elección gráfica.

    Saludos y B.R.A.T.

    ResponderEliminar
  2. Jo vaig acompanyar a Pablo en la ruta i es realment espectacular. Vam fer la pujada a la moleta en boira i aixo li va donar mes emocio (i pitjors vistes) Jo discrepe un poc amb tu, per a mi el tros mes impressionant es el bosc del barranc de Guimerans (o de Dins), son tot aurons i roures i a la tardor ha de ser fantastic.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xavier! Respecte a lo que comentes del barranc de dins si que van comentar lo bonica que te que ser eixa zona a la tardor, lamentablement a la dat que hem anat els roures estaen tots pelats ... encara que no descartem tornar-hi a la tardor!

      Eliminar
  3. Nosaltres vam passar més avançada la primavera i estaven coberts d'un verd viu molt bonic. Semblaven acabats de pintar.
    (També hi havia moltes caparres, però és el que té anar per llocs on hi ha tants animals).

    ResponderEliminar
  4. ¿Caparras? Xavier, tenemos anti-mosquitos, el repeledor de la peligrosa mosca negra del Port, ahora... solo nos falta encontrar y comprar el auyenta-caparras. No vaya a ser que cuando vayamos por esos lares los dichosos bichitos nos chupen la energía y no podamos terminar estas rutas tan fantásticas y exigentes, je je je

    La verdad es que en otoño debe ser un espectáculo visual encantador.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola, veo que os han gustado los preciosos tramos de barrancos. Como bien dices, al ser rutas planeadas a partir del mapa y no estar marcadas, es imprescindible el uso de GPS para no perderse y que disfrute uno con la aventura y lo imprevisible ¡Anda, que nos hemos juntado unos cuantos!... jeje.

    ResponderEliminar

Siempre son bien recibidos vuestros comentarios.
Gracias!

Archivo del blog

"Si no se puede hacer cumbre pues te vuelves a casa tran tranquilo. Porque vamos, lo de morirse es una cosa jodida ..."

Carlos Soria